Los tabús de la sexualidad femenina / Foto: Especial
Los tabús de la sexualidad femenina

Hoy día, un gran porcentaje de mujeres nunca se ha autoexplorado y algunas causas de ello es la falta de curiosidad, el miedo que puede generarse a estar haciendo “algo indebido”; el no conocerse puede conllevar algunas consecuencias como: no saber cómo funciona la menstruación, desconocer métodos anticonceptivos, los riesgos de infecciones de transmisión sexual o incluso no haber experimentado el placer propio. 

   Como cualquier acto relacionado con la sexualidad, el autoerotismo o masturbación está rodeado de expectativas, sentimientos y conflictos, sin embargo, este es un tema poco tratado entre las mujeres. A pesar de que el 85% de las mujeres se autoestimula, según La National Survey of Sexual Health and Behavior ( NSSHB ), pocas lo admiten, a diferencia de los hombres donde se habla de ello con mucha más libertad. 

¿Por qué sucede esto? 

A comparación de los órganos sexuales masculinos, los de las mujeres están ocultos, por lo que desde muy temprana edad es enseñado que es sucio o que es indebido tocarse. Pero no sólo tiene que ver con una enseñanza, al no ser mencionado, a muchas mujeres les da pena hablar del tema. No conocer el cuerpo, hace que una relación sexual no sea tan placentera o es más complicado obtener un estímulo a la primera, ya que no es sencillo comunicarle a la pareja lo que a una le gusta o no. Es más difícil alcanzar el orgasmo con nuestra pareja, lo que puede traer inseguridades o se tiene la idea de que algo anda mal, cuando en realidad experimentar nuestro placer propio primero puede ser una herramienta muy útil. 

¡Que no te dé pena! Una mujer que conoce su cuerpo y tiene una educación sexual, cuenta con más de un beneficio para sí misma: Conoce de métodos anticonceptivos, sabe lo que le gusta o no de su sexualidad, no cree en mitos y hasta puede lograr una mejor planificación familiar.

Es así como en el marco de la celebración por el Día Internacional de la Mujer, se busca que el tema de la sexualidad femenina deje de ser un tabú y mucho menos algo que se hable sólo en este día, sino que sea tema de conversación en confianza del día a día.