Pasta bolognesa
Foto Eiliv Sonas Aceron para Unsplash
mayo 25, 2020 01:52 PM
Alex Ocaña
Trends Revista Central

Una bolognesa muy auténtica

Haz este clásico y disfruta de una deliciosa comida

Ingredientes:
500 gramos de carne de res molida.
1 cebolla.
2 zanahorias.
1 rama de apio.
2 tomates rojos.
2 tsp de concentrado de tomate.
1 diente de ajo
150 ml de vino blanco.
150 ml de agua.
500 gramos de la pasta de tu preferencia (te recomendamos espagueti).
C/n de aceite de olivo.
C/n de sal
C/n de pimienta.

Preparación:
Pica en trozos muy pequeños las zanahorias, el apio, la cebolla y el ajo, este último también puedes pasarlo por una prensa para que quede más fino.
Cuando los tengas listos pon en una olla aproximadamente dos cucharadas de aceite de olivo y sin dejar que se caliente mucho añade la cebolla, dos minutos después agrega el ajo y al final incorpora los trozos de zanahoria y de apio, deja cocinar durante unos minutos.
Cuando hayan pasado aproximadamente 10 minutos desde que agregaste la cebolla es momento de poner la carne, añádela a la mezcla que tiene en el fuego y mezcla bien.
Espera un rato y con la pala o cuchara que estés trabajando trata de desmoronar por completo la carne.
Revisa la cocción, si la carne ya cambió de color por completo es momento de agregar el vino blanco. Deja que se evapore y no dejes de mezclar.
Mientras esto sucede pica en cubos el tomate rojo y añádelo a la olla y agrega el agua, el concentrado de tomate. Y, al menos, una cucharadita de sal y dos pizcas de pimienta
Deja que todo se cocine durante 20 minutos a fuego bajo. Pasado el tiempo rectifica el sabor y agrega la sal y la pimienta que creas necesaria.
Parte importante de esta preparación es su larga cocción, por lo que es importante que lo dejes a fuego bajo durante, por lo menos, una hora, pero para que no quede seco te recomendamos agregar cada 20 minutos 100 ml de vino, agua o caldo.
Antes de que se complete la cocción, en otra olla pon a hervir la pasta siguiendo las instrucciones del empaque, generalmente se realiza con agua, un chorrito de aceite y sal.
Cuando la pasta esté al dente, retírala del fuego y escúrrela.
Para servir pon una cama de tu basta y una buena cantidad de salsa bolognesa.