miniso_sqnn_ayudando-master.png
Foto Cortesía
mayo 26, 2020 01:57 PM
Alex Ocaña
Trends Revista Central

60 mil personas serán beneficiadas por Miniso

La marca japonesa crea la campaña #SabemosQueNosNecesitamos, con la cual ayudará a miles de personas vulnerables en esta crisis por Covid-19.

En estos momentos de incertidumbre en los que todos somos vulnerables debido a la propagación del nuevo coronavirus hay distintos sectores de la sociedad mexicana que lo son aun más y, para ellos, la marca japonesa Miniso creó una campaña con la que regalará distintos productos “para dibujar una sonrisa en los rostros de todas esas personas que luchan por nosotros en estos momentos tan complicados”.

Arturo Tishman, vicepresidente comercial de la empresa para América Latina, compartió que esta iniciativa es porque “sabemos lo importante que es el relajamiento en la vida diaria, por eso decidimos destinar cerca de 100 mil artículos para hacer más tolerable la emergencia sanitaria de varios grupos vulnerables que, lamentablemente, no pueden quedarse en casa durante esta pandemia”.

Las personas serán beneficiadas con, almohadas, sets de baño, artículos que sirven para la labor diaria de los que realizan actividades esenciales como toallas, termos, gel desinfectante o audífonos QUOTE

Estas donaciones no dependerán de las compras que se realicen durante esta contingencia, sin embargo, con el fin de involucrar a sus clientes y para presentar su plataforma de venta en línea, “decidimos dar la opción a nuestros seguidores de escoger el destino de estos artículos. Cuando una persona pide un producto, puede seleccionar a qué iniciativa donaremos”.

Entre los colectivos beneficiados se encuentra el personal médico de 39 centros hospitalarios públicos de la Ciudad de México como el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y el Hospital Juárez de México.

También se donará a la población de más de 60 años, declarada como grupo vulnerable, en especial a aquellos adultos mayores residentes de asilos, donde se han tomado medidas para aislarlos y se han prohibido, en muchos casos, las visitas de familiares.