¿Eres dependiente emocional de tupareja_ Checa las señales

Los códigos sociales y nuestra cultura nos han enseñado por años que es normal sufrir por amor, pensamientos erróneos que se apoderan del subconsciente para hacernos creer que esa puede ser la única realidad, lo cual no es verdad, un patrón que conlleva a la dependencia emocional.

  Este patrón psicológico habla de la necesidad afectiva que tiene una persona por otra para cubrir distintos aspectos de su vida, las causas pueden ser distintas, podría presentarse desde la infancia en niños con familias disfuncionales, abusos físicos o psicólogos, en personas con baja autoestima, con miedo a estar solos, o bien, por sufrir ansiedad o depresión.

dependencia emocional

Un punto importante es aprender a reconocer cuando se trata de dependencia o implica una patología psicológica, en la que podría influir el trastorno de la personalidad dependiente. La diferencia entre una y otra es que la primera se trata de algo focalizado, es decir, cuando sientes que tu necesidad y aprobación es solo por una persona en específico como tu pareja, y la segunda habla de una dependencia generalizada, la presencia de los demás te hacen sentir competente y valioso, a pesar de que tengas las herramientas suficientes para afrontar cualquier problema que se te presente.

Para ese tipo de casos en específico será necesario acudir con un especialista para detectar si sufres de algún trastorno de la personalidad.

También te puede interesar: ¿Cómo recuperar el gusto y el olfato después del coronavirus?

En el caso de la dependencia emocional, las señales que podrían ayudarnos a dar una idea si somos dependientes o no de nuestra pareja, de acuerdo con Mayo Clinic, son las siguientes:

- Conducta sumisa o apegada a tu pareja.
- Dependencia excesiva, al punto de hacer o dejar de hacer cosas en función de lo que la otra persona quiera hacer.
- Sentir la necesidad de su cuidado todo el tiempo.
- Temor a quedarte sola sin él o ella.

- Pedirle constantemente su punto de vista, minimizando tus propias ideas.
- Iniciar una relación nueva cuando recién ha terminado una.
- Estar pendiente a cada segundo de tu celular para recibir llamadas o mensajes de su parte.
- Si tus emociones dependen de lo que haga la otra persona, por ejemplo, cuando la ves estás feliz y cuando lo dejas triste, enojada y frustrada.
- Si toleras tratos abusivos, violentos o inadecuados de esa persona.

Ser dependiente emocional

También te puede interesar: 5 lecciones que la vida de Marie Curie nos enseñó del amor y el éxito en ‘Madame Curie’

Si tu vínculo con esa persona representa una o más señales, aunque duela, la mejor decisión que podrías tomar es alejarte y cortar por lo sano, tu realidad es: no necesitas de alguien para vivir libre y feliz.