dieta-saludable.jpg

Receta anticovid

La comida que elegimos día a día está directamente relacionada con nuestra salud y, por lo tanto, con la capacidad que tenemos para combatir virus y bacterias, y recuperarnos de sus efectos. Ahora más que nunca, debes seguir estas recomendaciones sobre alimentación. ¡Toma nota!

La alimentación siempre ha sido una aliada, así como una herramienta sumamente valiosa y, sobre todo, cercana para la salud del ser humano.
Por lo anterior, en estos tiempos de pandemia, debemos comenzar a hablar de una “alimentación anticovid”, la cual es fundamental para mejorar y mantener nuestro estado físico lo mejor posible al momento de enfrentar la enfermedad y, posteriormente, para reponerse de esta.
 
Los primeros pasos hacia la buena alimentación
Es primordial que nuestro régimen alimenticio esté libre de alimentos altamente procesados; dicho de otra manera, mientras menos procesamiento industrial tienen los alimentos, más calidad y contenido nutricional poseen. En esa medida, más efecto anticovid van a brindar al cuerpo humano.
Además, es fundamental tener un alto consumo de vegetales (idealmente de bajo aporte de azúcares y alto aporte nutricional, como las hortalizas, las nueces, algunas leguminosas y los cereales libres de gluten). Mientras más variados en colores, formas de cocción y/o preparación, aliños y aderezos, más amplio es el contenido de vitaminas, minerales, antioxidantes y otros nutrientes esenciales para una salud óptima.
Por supuesto, otro aspecto trascendental es la calidad de la proteína. En este sentido, hoy en día se convierte en una inversión priorizar el consumo de animales de ganadería regenerativa, ya que están libres de aditivos nocivos en ellos mismos y en su alimento, son de pastoreo libre y viven en su hábitat natural, brindan el mayor aporte de aminoácidos y, sobre todo, se tratan de los que más fácilmente absorbe, asimila y aprovecha el cuerpo humano. Independientemente del animal que hablemos (res, cerdo, pollo, pavo, borrego, cordero, pescados, mariscos o insectos), mientras más fresco y libre de manipulación por el hombre, es mejor opción.

Otras recomendaciones que no debes dejar de lado
Estas son algunas de las características más importantes a tener en cuenta para seguir una alimentación anticovid:

· Locales. Los alimentos no deben viajar más de 500 kilómetros o, por lo menos, deben ser de tu país. De esta forma, además de ser frescos, darán de comer a manos mexicanas e incentivarán el comercio de productores cercanos a tu zona.

· De temporada. La naturaleza no se equivoca, y no produce todas las frutas ni las verduras todo el año. Hay que aprovechar lo que se da en cada época por el hecho de que posee mayor contenido nutricional.

· Libres de aceleradores de crecimiento (hormonas en los animales y fertilizantes en vegetales).

· Libres de antibióticos/antiparasitarios (animales) y pesticidas/herbicidas (plantas).

· Libres de manipulación genética. Evita los granos, cereales, verduras y frutas que sean organismos genéticamente modificados (OGMs).

· Libres de aditivos y químicos. Busca alimentos que no tengan glutamato monosódico (GMS), grasas trans y/o margarinas ni aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado.

· Libres de antioxidantes sintéticos. Procura sacar de tu dieta aquellos productos que contengan derivados del petróleo, como el butilhidroxitolueno (BHT), el butilhidroxianisol (BHA) y el terbutilhidroquinona (TBHQ o E-319).

· Libres de edulcorantes artificiales. Aléjate del jarabe de maíz de alta fructosa, el jarabe de maíz, el acesulfame potásico, la maltodextrina, la sucralosa, el aspartame y similares.

Reuniendo estos aspectos en la comida y las bebidas que consumimos es infinitamente más sencillo mantener a raya a la covid-19, aunque desde luego que no se puede dejar fuera a la alimentación mental-emocional, pues también tiene un papel enorme en la salud humana, y por supuesto, es indispensable para permanecer libre de esta y otras enfermedades.