Captura de pantalla 2020-10-19 a la(s) 10.50.39.png

SE NOS olvidan

La OMS instituyó al 19 de octubre como el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, pero como no hay bienestar que no sea integral y porque no podemos separar a la salud física del amor propio, nos enfocamos en los senos (eternos olvidados en el self care) y te damos herramientas que te ayudarán a cuidarlos y –lo principal–, a cuidarte.

Fuente de la alimentación primaria de toda persona, así como de pasiones, misterios y fascinaciones; son origen de complejos, pero también de identidad y autoestima y, parece difícil de creer, pero aún hay personas que no entienden muy bien de qué va la fisiología de los senos.

Captura de pantalla 2020-10-19 a la(s) 11.10.46.png

MAMA
• Son las glándulas que están en el pecho de mujeres y hombres.
• Son de secreción –o sea, que sacan algo; en el caso de los mamíferos, ese algo es leche.
• Están conectadas con ductos que conducen al pezón.

PEZÓN
• Está lleno de terminaciones nerviosas, lo cual explica su hipersensibilidad.
• Es uno de los puntos de estimulación erótica más importantes del cuerpo humano.
• Es la vía de alimentación de los mamíferos.

AUREOLA
• Es la sombra que rodea al pezón.
• Las bolitas que tienes en ésta se llaman glándulas de Montgomery, las cuales se activan con el embarazo; su función es liberar pequeñas cantidades de grasa e hidratar la piel de esa zona.

MÁS ALLÁ DEL CÁNCER

En contextos simplistas y cotidianos, existe la creencia de que los senos sólo sirven para alimentar a la progenie y atraer a un macho con el cual perpetuarla; poniéndonos más serios con este asunto, solemos reducir el enfoque a la idea de que nada más hay que defenderlos del cáncer de mama, y por supuesto, hay que hacer todo para prevenirlo. Sin embargo, es fundamental devolverles la atribución más básica que merecen: son parte de tu cuerpo y, como tal, tienen una influencia directa en cómo te sientes –física y emocionalmente–, en tu forma de operar cada día y en la manera en que te perciben los demás.

Cómo se ven y cómo se sienten también es significativo, por eso, aquí van algunos consejos para darles atención de forma integral.

1. PIEL
Son, probablemente, la zona más sensible de la piel, por lo que requieren mucho más interés del que les ponemos.

• Exfóliate una vez por semana: Elige mezclas naturales, como azúcar con jugo de limón.

• Evita las dietas drásticas: Las bajadas de peso rápidas suelen terminar en rebotes y la piel que se estira muchas veces difícilmente recupera su firmeza.

• Impide la formación de estrías: Usa crema todos los días; busca aquellas especializadas en hidratación y ricas en colágeno y vitaminas D y E.

Captura de pantalla 2020-10-19 a la(s) 11.19.24.png

2. ¿PELO EN PECHO?
A todas nos puede pasar. Habitualmente, los intrusos vienen en cantidades pequeñas, pero en longitudes y grosores suficientes para generar conflicto.

• Cera, NUNCA: Como ya dijimos, la piel de esta zona es sumamente delicada; evita heridas o irritaciones mayores por tratar de quitar un pelo. En estos casos, las pinzas siempre serán tus mejores aliadas.

• Láser, quizá: Antes de aventarte, piensa si en realidad vale la pena gastar; si escoges esta opción, consulta primero con un dermatólogo.

• Son más que “uno que otro”: En la piel de los senos también hay folículos pilosos; pero, aunque es normal el crecimiento de algunos vellos en esta zona, un exceso podría ser indicador de algún problema hormonal.

3. ACNÉ
Para quien lo padece en esta zona, puede llegar a ser igual o más estresante que el facial, afectar más que la apariencia y trastocar su autoestima. Las causas más comunes: Cambios hormonales, sudoración excesiva o contaminación.

• Deja que la piel respire: Opta por bras de algodón, en vez de los de telas sintéticas.

• Seca bien la piel: Después de bañarte, permite que tu cuerpo se oree antes de vestirte.

• Exfoliación especial: El aceite de té de árbol es excelente opción.

• Limpia, hidrata y desinflama: Aplica con algodón un poco de vinagre de manzana todas las noches sobre la zona afectada.

Facetune.jpg

4. UP!
Con el paso del tiempo, la piel de los senos se debilita, expande y disminuye su capacidad de soporte, provocando que empiecen a colgar más abajo. Sin embargo, cada cuerpo tiene proporciones y características diferentes, así que no te atores en etiquetas y estándares frustrantes. Para impedir que se caigan, considera lo siguiente:

• Estimula la circulación: Masajearlos con aceite de oliva durante 15 minutos, cinco veces a la semana, reafirma la piel y la nutre con antioxidantes –además, se siente bien.

• La postura importa: Fortalece los músculos de todo tu cuerpo para mantenerte erguida.

• Báñate con agua fría: El calor promueve la flacidez de la piel; si no toleras las temperaturas bajas, olvídate de los baños con agua hirviendo y, una vez al día, frota en tu pecho un hielo durante un minuto, para dar firmeza y fuerza a la piel.

• No abuses del bra: Tu piel debe desarrollar fuerza en los tejidos por su cuenta; úsalo, de preferencia, únicamente cuando sea estrictamente necesario, ¡lo vas a disfrutar! Foulards o tops de licra son buena opción para sustituir al bra.

DETECCIÓN TEMPRANA: la enemiga número uno del cáncer de mama

En México, es el tipo de tumor con mayor índice de mortalidad entre las mujeres; sin embargo, el 97% de los casos detectados a tiempo son completamente curables.

AQUÍ te damos tips básicos de prevención y AQUÍ te damos una lista de fundaciones y asociaciones que pueden apoyarte en la prevención, tratamiento y recuperación de cáncer de mama.