Demi Lovato sufrió un infarto y tres derrames cerebrales tras sobredosis

Demi Lovato revela que sufrió un infarto y tres derrames cerebrales tras sobredosis

En 2018, Demi Lovato fue hospitalizada de emergencia por una sobredosis que casi le quita la vida. Hoy, la cantante vive con las secuelas.

El 24 de julio de 2018, Demi Lovato fue hospitalizad de emergencia debido a una sobredosis por consumo de fentanilo, la droga que mató a Prince en 2016.

  Demi Lovato había sido muy hermética sobre su estado de salud e incluso dio muy pocos detalles sobre ese terrible día; sin embargo, a casi tres años del accidente, la cantante decidió abrir su corazón y contar todo lo que ocurrió.

A través del documental Dancing with the Devil, que se estrenará el próximo 23 de marzo a través de YouTube, Demi contará lo difícil que ha sido lidiar con la fama, recibir críticas por su peso, tener una mala relación con la comida y claro, su oscuro pasado con las drogas.

Y sobre este último punto, en el adelanto del documental, la cantante que confesó que la sobredosis casi termina con su vida, ya que sufrió un ataque cardiaco y tres derrames cerebrales.

En un extracto que la cantante compartió a través de Instagram, Demi explicó lo duro que fue ese momento en su vida y cómo aún vive con las secuelas.

“Me quedé con daño cerebral y todavía estoy lidiando con los efectos. No puedo manejar vehículos porque tengo puntos ciegos en la vista. Durante mucho tiempo no pude leer”.

Sin embargo, “estoy agradecida por esos recordatorios, pero doy las gracias por ser alguien que no tuvo que hacer mucho para rehabilitarse. La rehabilitación llegó en el lado emocional”.

“Todo tenía que suceder para que pudiera aprender las lecciones que aprendí. Estoy muy orgullosa de la persona que soy ahora”.

También te puede interesar: Paris Hilton se compromete con su novio Carter Reum

¿Qué es el fentanilo?

El fentanilo es un opiáceo sintético creado inicialmente para tratar los dolores en pacientes con cáncer; sin embargo, ya es traficado y consumido como una droga.

Este opiáceo es entre 25 y 50 veces más fuerte que la heroína y entre 50 y 100 veces más potente que la morfina.

En 2016, el cantante Prince murió a causa de una sobredosis por fentanilo, el cual se suministro él mismo.