Documental The Beatles: Get Back
Disney

Sincronía, disciplina, perfección, conexión, edición, sencillez compleja o complejidad que se disfraza de sencilla, hermandad, conflicto, madurez…. The Beatles: Get Back, la serie documental dirigida por Peter Jackson, a partir del material filmado por Michael Linsday-Hogg durante la creación de lo que constituiría el último LP de The Beatles, Let It Be; se estrenó en noviembre de 2021 en Disney Plus, dividida en tres partes que suman 468 minutos de duración.

He crecido con música y con cine, me considero melómano y cinéfilo. Precisamente por eso paro en frío cuando me invitan a reseñar un documento histórico hasta ahora inexistente sobre la mayor banda de rock de la historia.

Lo único que se me ocurre es subrayar la enorme fortuna de que las más de 60 horas de pietaje filmadas por Michael Lindsay-Hogg hayan terminado en manos de Peter Jackson, quien durante cuatro años él rescató, investigó y restauró esta historia, echando mano magistralmente de técnicas de postproducción, como había hecho antes con la Primera Guerra Mundial en Jamás llegarán a viejos (Warner Bros, 2018).

Soy fan de segunda generación de los Beatles. Mis papás son boomers que compraron los sencillos de 45 RPM de los Beatles cuando acababan de salir. Cuando nací los Beatles llevaban casi 10 años separados, pero ya eran mucho más que artistas consagrados, eran parte inherente de la vida cotidiana de la ciudad de México, como los trolebuses o la televisión. Era como si siempre hubieran existido. La primera vez que escuché Yellow Submarine y All Together Now fue en el cuarto de mi hermano.

DISCOS-BEATLES.jpg
Get Back Documental

Otra forma de decir lo anterior es que soy lo suficientemente viejo para saber lo que es recortar fotos de los Beatles de una revista para pegarlas en tu cabecera; lo que es tener un hermano mayor que te dice que oír el Álbum blanco al revés es una experiencia de lo oculto; lo que es contemplarlos en la portada roja y luego en la azul, como si fueran patriarcas del Antiguo Testamento.

También sé lo que es haber visto Let It Be sin haberla visto, conocerla por lo que leíste en alguna revista, por los fragmentos de video más famosos, por toda la mitología transmitida de boca en boca sobre la ruptura, la malvada Yoko Ono y demás chismes.

También te puede interesar: Conspiración: ¿Paul McCartney está muerto?

The Beatles: Get Back
AFP

A mediados de los 90 comenzó una especie de era dorada para los fans de los Beatles, con la publicación de los CDs The Beatles Anthology.

Por primera vez nos podíamos acercar a su proceso creativo, no desde testimonios, sino desde audios directos. Su contraparte en video, lamentablemente, dejó mucho que desear. Las entrevistas se limitaban a lo cronológico y lo anecdótico, como patéticamente siempre ha sucedido con las entrevistas a los Beatles. Casi nada se hablaba de melodías, letras, instrumentos, afinación. Y en cuanto a la época final, quedaban intactas o mal resueltas incógnitas vigentes desde 1969. Años más tarde, en 2003, Paul McCartney publicó el álbum Let It Be… Naked, una especie de evangelio según San Paul, que dejó claro para siempre que el único y verdadero Let It Be es el que produjo Glyn Johns.

Ahora ninguno de esos discos o documentales puede escucharse o entenderse igual tras haber visto el documental de Peter Jackson. Ni en sueños fans, especialistas y demás público imaginamos que este periodo de tres décadas de revisión y exégesis Beatle concluiría con la mismísima revelación llamada Get Back.

Para muchos críticos de Get Back, Peter Jackson “manufacturó” una historia feliz en la sala de edición.

Documental The Beatles
Disney

Son público que a fuerza quiere ver sangre. Es más que sabido que en aquellos días John se inyectaba heroína, que una vez él y George acabaron a golpes, que Allen Klein fue lo peor que le pudo pasar a Beatles y Stones.

Me basta con saberlo y no me interesaría verlo, como tampoco me interesa discutir si Michael Lindsay-Hogg manufacturó una tragedia siniestra o si Phil Spector es tanto víctima como culpable.

Lo que me apasiona es la música, lo que me maravilla es la permanente inspiración, el rigor y la natural perfección de John, George, Paul, Ringo y Billy, con frecuencia comunicándose solo con miradas; lo que nunca me podré explicar es cómo hicieron tanto en tan poco tiempo y tan jóvenes.

Y nunca me sentí tan cerca de esa magia y misterio como viendo y oyendo este “documental de un documental” realizado por Peter Jackson.

En cualquiera de sus múltiples capas, al ritmo que sea, para niños o para adultos, en orden o en desorden, esta obra de arte, documento histórico, biblia de fanáticos y materia crítica para adversos une a la perfección los lenguajes universales del cine y la música.

¡No puedes no ponerle Play!

Mira ‘The Beatles: Get Back’ en Disney Plus.

*Julián Levin Tw: @Levinju

También te puede interesar: Así fueron las últimas horas de John Lennon

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.