Roadtrip

El cine mexicano es bien conocido por su industria tan complicada, se sabe con certeza que financiar una película en México es una tarea llena de obstáculos y dificultades, que hasta incluyendo grandes nombres del medio, conseguir capital y además recuperarlo es muchas veces una apuesta bastante arriesgada, sin embargo, las producciones nacionales, en especial las que permanecen alejadas de las grandes firmas, suelen ser temerarias y abordar temas que las personas usualmente se sentirían incómodas de escuchar y este es el caso de El Efecto Mandela (You Can’t Always Get What You Want), película dirigida por Arroyuelo Woolrich que resulta disruptiva en muchos aspectos y que sale por completo del típico cliché del actual cine que estamos acostumbrados, pues es una experiencia, que si bien, toca temas reales y sumamente fuertes, lo hace acompañada de una fotografía sublime para los ojos que cuida cada detalle de lo que vemos a cuadro a la par del guión, que resulta en principio como una premisa muy sencilla y que, conforme surge la trama, impacta al espectador con giros que en ningún momento esperaba en el transcurso de dos horas.

Regreso a casa

En El Efecto Mandela, situada en la ciudad ficticia llamada Megalópolis, seguimos a Nico Rothko, un artista de NFT que pierde todos los ahorros de su familia invirtiendo en cryptomonedas y debe ceder a buscar un trabajo de oficina, mientras lucha con sus demonios y adicciones internas, en tanto que lucha con altos y bajos dentro de su inusual situación sentimental, recibiendo un regalo bastante significativo que implicará un tajante crecimiento personal para el artista, quién decide emprender un viaje que cambiará su vida completamente.

También te puede interesar: 10 películas mexicanas que debes ver en Netflix para decir ¡Viva México!

La película destaca al poner el ojo del espectador bien alerta, pues todo lo que vemos a cuadro tiene uno o más significados, con juegos de luces muy eléctricas y cambios a escenarios mas orgánicos y rodeados de la naturaleza, con diálogos que son frescos, reales y profundos, invitando a la audiencia a pensar más allá delo terrenal y a cuestionar incluso la realidad misma en la que vivimos.

La cinta te hará sentir de todo, desde enojo, risas, tristeza y confusión, mientras que los personajes te irán ganando poco a poco con cada arco que te llevará de la mano con la evolución de cada uno y te regalará el curioso caso de algunos integrantes del guion que empezarás odiándolos y terminarás amándolos, o viceversa.

Arroyuelo Woolrich en los Estudios Churbusco
Arroyuelo Woolrich en los Estudios Churbusco

También te puede interesar: 10 películas de terror mexicanas para ver en Día de Muertos

El efecto Mandelaha ganado 13 premios internacionales en los festivales de cine de Cannes, Berlín, Roma, Toronto, Londres, Europa del Este e India, además que fue grabada en 14 meses usando más de ocho cámaras de distintos formatos y resoluciones al mismo tiempo; donde se editaron más de 2 mil 500 horas, llenas de detalles y efectos como glitches, aspect radio, fuera de synch y otros recursos bastante originales que ayudan a contar esta historia.

El Efecto Mandela llega a salas selectas de Cinépolis este 28 de abril, además de estar disponible próximamente en Apple, Google, Amazon, Youtube premium, Facebook, entre otros servicios de streaming.

También te puede interesar: Día del Taco: Series, películas y libros inspirados en esta delicia mexicana

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.