Operación London Bridge: El protocolo que activará la corona tras la muerte de la reina Isabel II
AFP

Operación London Bridge: El protocolo de la corona tras la muerte de la reina Isabel

Desde minutos de silencio nacionales, el nombramiento del nuevo rey, hasta la procesión del féretro a su última morada, son puntos considerados en el protocolo.

Para el mundo ya no es tanto un secreto a voces el saber que la corona tiene más de un protocolo para manejar la vida política y personal de la familia real, existen reglas a seguir que todos deben acatar sobre momentos tan cotidianos y aparentemente simples como la hora del té, hasta sucesos delicados e inesperados como el fallecimiento de uno de sus integrantes.

  En el caso de estos últimos, los asesores de la corona han dado nombres de puentes pertenecientes al país europeo a estos estrictos planes de contingencia en torno a la muerte de algún miembro, con el único fin de ser sencillos para memorizar y que sirvan como “código secreto” para el correcto manejo de la crisis.

Por ejemplo, la clave para el fallecimiento del Príncipe Felipe fue “Operación Forth Bridge”, en caso de que llegara a ocurrir la muerte del del Príncipe Carlos, sería la “Operación Puente Menai”, mientras que la Reina Isabel II sería la “Operación London Bridge”.

¿En qué consiste la Operación London Bridge?

Hace algunos días se filtraron al medio europeo “Politico”, los documentos que describen el protocolo que se activará tras la muerte de la reina Isabel II, en el que se establece una línea cronológica a seguir de eventos durante los 10 días posteriores a su partida.

Día de la muerte

Una vez que ocurra el fallecimiento de la monarca más longeva del Reino Unido, la primera soberana en cumplir 70 años de reinado, las llamadas y notificaciones públicas se realizarán al Primer Ministro, Boris Johnson, al secretario del gabinete, ministros y funcionarios más importantes.


En la página web y redes sociales oficiales de Reino Unido se pondrán los anuncios de la muerte y mostrarán una pancarta negra en señal de luto.

Johnson hará una declaración sobre el fallecimiento, mientras que el Ministerio de Defensa organizará saludos con armas en todas las estaciones y se anunciará un minuto de silencio nacional.

A pesar de que existía una controversia sobre la posible llegada de William como rey, este plan aún tiene contemplado al Príncipe Carlos como el siguiente en turno al trono, por lo que se prevé que tenga una audiencia con el Primer Ministro ya en su nombramiento como rey de Inglaterra y la Mancomunidad de Naciones.

Día 1 después de la muerte

En el Palacio de St. James se proclamará al rey Carlos como nuevo soberano. Al protocolo únicamente asistirán consejeros privados, incluido el Primer Ministro.

Los asuntos parlamentarios se suspenderán durante los próximos 10 días.

Día 2

El ataúd de la reina deberá ser trasladado al Palacio de Buckingham, en caso de que muera en Sandringham (donde se encuentra su casa de campo) será transportada en tren real hasta el palacio, y si su muerte ocurre en Balmoral (donde se encuentra su hogar) será transportada en avión.

En cualquiera de los casos el Primer Ministro acompañado de otros integrantes, la recibirán en una recepción especial.

También te puede interesar: 7 miembros de la realeza que abdicaron el trono por amor

Día 3

Westminster Hall (donde se albergan las dos cámaras del Parlamento del Reino Unido) enviará una moción de condolencia al rey Carlos. Posteriormente el nuevo soberano visitará al parlamento escocés y asistirá a un servicio en la catedral de St. Giles en Edimburgo.

Día 4

El rey seguirá su gira por el país para visitar Irlanda del Norte, donde recibirá otra moción de condolencia y asistirá a la catedral de Santa Ana de Belfast.

Día 5

Se realizará una procesión del ataúd desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster.

Día 6 al 9

El féretro de la reina permanecerá por tres días en el Palacio de Westminster para permitir que el público pueda acudir a verlo durante 23 horas al día, cada día.

A los integrantes de la familia real se les otorgarán boletos especiales para presentar sus respetos en tiempos asignados.

Día 10

El funeral de la reina se realizará en la Abadía de Westminster. Se considerará como Día de Duelo Nacional, además de que el gobierno pedirá que sea un día de descanso libre para todos los empleados del país.

Al medio día se pedirá dos minutos de silencio en todo el país y se llevarán a cabo las procesiones en Londres y Windsor.

Una vez terminada la ceremonia de cuerpo presente en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, la reina Isabel II será enterrada en Windsor, en la Capilla Conmemorativa del rey Jorge VI, lugar donde descansan los restos de su esposo el duque Felipe de Edimburgo.

También te puede interesar: El príncipe William reveló qué hacía y dónde estaba cuando murió la princesa Diana

Aunque se tiene un plan establecido como contingencia en caso de que llegue a ocurrir la muerte de la reina Isabel II, su gabinete ha establecido en más de una ocasión que sus condiciones de salud se encuentran en óptimas condiciones a pesar de haber llegado ya a sus 95 años.

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.