Miembros de la realeza que abdicaron el trono por amor

7 miembros de la realeza que abdicaron el trono por amor

El amor es ciego, bruto y sordomudo. La prueba es que ningún argumento fue suficiente para que estos siete royals abandonaran la corona por su alma gemela.

Mujer contra mujer

En 1654, Cristina de Suecia, soberana sueca, y quien fue conocida, entre otras cosas, por su bisexualidad, presentó su abdicación, pues se negaba a contraer matrimonio con un hombre y a darle un heredero a la nación, como las leyes dictaban. Las leyendas populares afirman que estaba perdidamente enamorada de Ebba Sparre, su amiga íntima y amante. Pero todo ese amor no fue su ciente, pues Ebba acabó dejándola para casarse con otro aristócrata, Jakob Kasimir De la Gardie. ¡Nadie sabe para quién trabaja!

Cristina de suecia pintura
Wikimedia Commons
Jacob Ferdinand Voet, Queen Christina of Sweden, c 1670-1675

  Matrimonio en pausa

La princesa Mako de Japón, nieta mayor del emperador Akihito, renunció al trono para poder casarse con Kei Komuro, un plebeyo, abogado de profesión. La pareja se conoció en 2012, en la Universidad Cristiana de Tokio. La pérdida de los derechos dinásticos y de sus funciones como representante oficial de la nación se hará efectiva en cuanto la pareja sea declarada marido y mujer. Los novios habían programado la boda para marzo del año pasado, pero ésta fue pospuesta para 2020 y ahora, en pleno 2021 sigue siendo incierto, pues la familia de Mako le ha pedido a Kei solucionar los problemas económicos de su familia. ¿Lo logrará?

princesa-mako-renuncio-al-trono-por-amor.jpg
Wikimedia Commons
Princesa Mako en 2015 en el Palacio Imperial de Tokio.

Amor en silencio

En enero, Mohamed V de Kelantan renunció sorpresivamente al trono de Malasia. ¿La razón oficial? Problemas de salud. Después comenzaron a circular videos de la boda secreta del monarca de 49 años con Miss Moscú 2015, Rihana Oksana Voevodina, de 25. El enlace se llevó a cabo en noviembre de 2018 y las malas lenguas dicen que Mohamed fue obligado a renunciar a su puesto, pues es mal visto que un sultán esté casado con una reina de belleza. Por su parte, Oksana bajó de sus redes sociales todas las imágenes sensuales que tenía, y ahora mantiene un perfil bajo. Sin embargo, a pesar de la secrecía y de renunciar a su título, el matrimonio tuvo una corta duración y para julio de 2019 la pareja se divorció.

boda-secreta-entre-rey-mohamed-v-y-rihana-oksana.jpeg
Instagram.
Rihana Oksana Voevodina en su vestido de novia.

Trágico adiós

En 2002, Johan Friso de Holanda era el segundo en la línea de sucesión para acceder al trono de su país, pero renunció a sus derechos para comprometerse con su novia, Mabel Wisse Smit. La pareja se casó en 2004, él dejó de formar parte de la Casa Real y perdió el título de príncipe de los Países Bajos, aunque mantuvo los de príncipe de Orange-Nassau y conde de Amsberg. Tuvieron dos hijas, las condesas Luana y Zaria. En 2012, mientras esquiaba, Johan sufrió un accidente que lo dejó en coma hasta su muerte, el año siguiente.

principe frisio con su esposa mabel
De H G Cladder - E-mail, CC BY-SA 3.0, Wikimedia Commons

Sin corona, pero feliz

En octubre de 2018, la princesa Ayako de Japón, contrajo matrimonio con el financiero Kei Moriya, empleado de una compañía naviera; sin importarle que la ley que rige la casa imperial nipona obliga a las mujeres (pero no a los hombres) a perder sus títulos si contraen matrimonio con plebeyos. Tras renunciar a éste, la hija del fallecido príncipe Norihito Takamado, primo del emperador Akihito, dejó de formar parte de la familia imperial, aunque le otorgaron una compensación económica de casi un millón de dólares.

princesa Ayako de Takamado de japon se casa con Kei Moriya
POOL FOR YOMIURI/The Yomiuri Shimbun via AFP
La princesa Ayako de Japón, la tercera hija del principe Takamado, primo del Emperador, y Kei Moriya después de su ceremonia nupcial en el Templo Meiji Jingu en Tokio el 29 de octubre de 2018.

Adiós, trono; hola, cuernos

En 1936, Edward VIII de Reino Unido le hizo saber a la corte que deseaba casarse con la actriz Wallis Simpson (norteamericana divorciada en dos ocasiones). Como era de esperarse, todos se opusieron, pues alegaban que el pueblo rechazaría a la artista como reina. Con 11 meses de reinado, Edward abdicó, se fue a vivir con Wallis a Austria y luego a Francia, y fueron nombrados duques de Windsor. Se convirtió en el Rey con menos días al frente de la corona inglesa y padeció las infidelidades de su esposa.

eduardo viii y wallis simpson
Google Art Project / Wikimedia Commons.
Vincenzo Laviosa, Eduardo VIII junto a Wallis Simpson, Duques de Windsor, 1934.

Más vale pedir perdón

En julio de 2014, Amadeo, sobrino del rey Philippe de Bélgica, se casó con la pe- riodista y aristócrata italiana Elisabetta Rosboch von Wolkenstein. La boda se llevó a cabo en la Basílica de Santa María en Trastevere, de Roma, en presencia del Rey y de toda la familia real. Pero a raíz del enlace, Amadeo perdió sus derechos a la línea de sucesión al trono, porque no le pidió permiso a su tío para casarse, como está señalado en el artículo 85 de la Constitución belga, ¡aunque el monarca asistió a la ceremonia! En septiembre de 2015, Amadeo pidió el consentimiento “tardío” de su matrimonio a Philippe, quien aceptó la solicitud; así, recuperó su orden de sucesión (19) y sus títulos nobiliarios, siendo nombrado de nuevo archiduque de Austria-Este y príncipe de Bélgica.

Te podría interesar: La reina Isabel II quita el título de realeza a Meghan Markle y Harry

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.