gorila con cria dormidos

El enternecedor video en el que una gorila quedó cautivada con un bebé

Tras una visita al zoológico, una madre y la gorila Kiki compartieron un bello momento de instinto maternal.

En la actualidad no es ningún secreto que los gorilas y los humanos compartimos muchos rasgos como especies sociales, entre otros aspectos, que han hecho que incontables científicos y personas comunes y corrientes desarrollen vínculos estrechos con estos animales.

  Ya sea desde aprenderlos a hablar lengua de señas, hasta casos especiales en los que los gorilas aceptan a humanos en sus familias, los gorilas han dado muestras continuas de institnos que aun compartimos, entre ellos el maternal.

cria de gorila

Esto fue evidente para Emmily Austin, una mujer que acudió al zoológico Franklin Park en Boston, Estados Unidos con su bebé de cinco semanas y que al acercarse al área de los gorilas, experimentó de primera mano el instito maternal de los gorilas.

Te podría interesar: Especies animales que solo habitan en México

En este caso, fue Kiki, una gorila de dicho zoológico la que se acercó al vidrio de su zona para ver a Canyon, el bebé e hijo de Emmily. A través del cristal, la gorila Kiki observaba al bebé con lo que algunos describen como cariño, en varias ocasiones intenta tomarlo de la mano aunque el vidrio se lo impide, e incluso en el video (que fue grabado por Michael, esposo de Emmily) se puede observar a la pequeña cría de Kiki en el fondo, llamada Pablo, el cual eventualmente se acerca y es cargado por su madre en una forma similar a la que Emmily sostiene a su hijo.

Si bien la interacción aparentemente fue corta y el video dura alrededor 5 minutos, sin duda alguna fue una muestra de cómo los gorilas son unos seres tan sociales como los humanos. Por ejemplo, una investigación del Centro de Investigación Karisoke de Gorilla Fund encontró que los gorilas son capaces de adoptar a bebés gorilas huérfanos, similar a lo que los humanos acostumbran sin importar que no sean sus padres biológicos, ya que en ambos casos, los bebés se encuentran totalmente indefensos y su riesgo de morir incrementa cuando no hay un padre presente que cuide de ellos.

Cuando entré al zoológico ese día, nunca me habría imaginado que ibamos a tener esa experiencia. Fue muy hermoso y salimos muy contentos. –Emmily

Te podría interesar: “Mujeres que Inspiran”, un especial de National Geographic

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.