Cómo elegir el corrector ideal para tu tono de piel

El corrector junto con la base de maquillaje son los productos infalibles para lucir un rostro de impacto después de haber terminado con el ritual de skincare y el make up, fallar en uno de estos pasos implicaría no solo perder la armonía entre el color de tu cuello y tu rostro, si no que también, no ayudaría a corregir los pequeños aspectos de nuestra piel que queremos hacer menos visibles, por eso es que te daremos unos tips sencillos que debes tener presentes a la hora de elegir el corrector ideal para el tono de tu piel que quieras favorecer.

  Iniciemos por pasos, existe la creencia de que el corrector y la base deben ser del mismo tono, sin embargo, no necesariamente deben serlo, el corrector es un skill necesario para minimizar ojeras, disminuir el color de las rojeces, las manchitas color marrón causadas por el sol, etc., mientras que la BB Cream nos ayudará solo a unificar el color del rostro y darle ese aspecto mate o ese terminado glowy a la piel que al mercado asiático encanta.

El corrector es un truco bajo la manga que a todas las mujeres favorece, los hay en distintos tonos y texturas para ayudar a resolver distintos “problemas” imprevistos, en los que ni un remedio casero puede ayudar.

El ABC que te ayudará a elegir el corrector ideal para tu tono de piel, ¡perfect match!

También te puede interesar: Los terribles peligros que ocultan los tratamientos de belleza no quirúrgicos

Paso 1. Identifica la textura ideal para ti

En barra: Cobertura amplia. Úsalos en ocasiones especiales, podrían tapar tus poros, busca aquellos que sean “no comedogénicos”. Evita usarlos si tienes pequeñas líneas de expresión, las marcará aún más. Recuerda: menos producto es más, el punto es que se vea natural.

Líquido: Ideales para “tapar” pequeñas imperfecciones. Recuerda esperar a que seque muy bien antes de tu colocar tu maquillaje.

cómo elegir el mejor corrector

Paso 2. Cómo elegir tu tono de corrector ideal

Amarillo y naranja: Cubre ojeras profundas e imperfecciones en tonos morados y azules.

Rosa: Para imperfecciones en tonos amarillos y cafés.

Rojo: Si tu tono de piel es demasiado claro, casi transparente y las venas o las ojeras se te notan con facilidad, el tono rojo neutraliza el tono verde-azulado de esas zonas.

Morado: ¿Tienes cicatrices en el rostro? El lavanda o morado será el ideal para aplacar su color.

Verde: Si tienes granitos súper rojos e inesperados el color verde ayudará a cubrirlos.

Elegir el mejor corrector para la piel

También te puede interesar: Las canas pueden volver a su color natural sin ayuda de productos químicos

Una vez identificado el tono ideal, usa la base de maquillaje que mejor haga match con tu tono natural de piel para que el resultado tenga una armonía total.

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.