mona lisa atacada o vandalizada

La Gioconda es una de las obras más famosas del mundo, de eso no hay duda alguna, y atrae a miles de visitantes todos los años al Louvre que se arremolinan contra un baranda para poder verla de cerca y claro, en plena era digital, capturar una fotografía de esta pintura de Da Vinci.

La Mona Lisa tiene un gran valor, no sólo como una pieza que atrae visitantes, sino de valor histórico y artístico, lo que eleva su precio a unos $800 millones de dólares, razón por la cual es una de las tantas posesiones más valoradas del mundo y se explica que sea cuidada de forma tan rigurosa.

Te puede interesar: ¿Por qué la Mona Lisa es la obra de arte más famosa del mundo?

Es por ello que este 29 de mayo, el mundo artístico quedó impactado cuando un hombre logró colarse para ver a La Mona Lisa de cerca. Lo logró haciéndose pasar por una anciana en silla de ruedas. Con peluca en la cabeza y un pastel en mano, el hombre se levantó de su silla y arrojó el pastel hacia el cuadro.

Hasta ahora el hombre no ha sido identificado, pero sí dio un discurso relativo a cómo la gente está destruyendo la Tierra, lo que se entiende como ataque motivado por causas ambientales. Esto mientras el hombre fue escoltado fuera de las premisas y hasta ahora se sabe que el museo interpondrá una demanda en contra del sujeto.

Sin embargo, lo que podría haber sido una situación sumamente penosa… Por lo menos en cuanto a la conservación del cuadro, se convirtió en una simple limpieza de un vidrio, y es que la Mona Lisa se encuentra cubierta por un vidrio contrabalas.

Lee: El misterio de Salvator Mundi, la pintura más críptica de Leonardo Da Vinci

¿Por qué la Mona Lisa está protegida con un vidrio contra balas?

La regla general en los museos es cuidar lo más posible las obras de arte de su acervo, en particular aquellas de mayor antigüedad y que son más susceptibles a las condiciones adversas, pero hay obras de arte para las cuales se han tomado medidas de seguridad extra. En resumidas cuentas, la Mona Lisa es protegida de esta forma porque ha sido atacada varias veces, algunas con éxito y desde el uso del vidrio a prueba de balas, ninguno lo ha sido.

Todas las veces que la Mona Lisa ha sido atacada o vandalizada

En el caso de La Gioconda, su historia ha estado plagada de momentos en los que la pintura estuvo en peligro.

Desde el robo de 1911, por el cual se cree que la pintura se hizo aún más famosa, a diversos roses con comida y otros productos que podrían haberla afectado gravemente.

Entre esos ataques directos al lienzo está el de 1956, cuando un hombre sí consiguió dañar la pintura. Él lanzó ácido sulfúrico hacia ésta y los daños se concentraron en la parte inferior, después, un hombre le lanzó rocas, dos razones suficientes para que la pieza fuera protegida por un cristal a prueba de balas.

vidrio-anti-balas-mona-lisa-louvre.jpg
Wikimedia Commons

Y claro, ese no sería el único caso donde alguien intentaría vandalizar esta obra, con o sin vidrio de por medio. Por ejemplo, el New York Times reportó que el 20 de abril de 1974, una mujer –aparentemente también en silla de ruedas– utilizó pintura roja en spray para dañar la obra, aunque no consiguió su cometido.

Años más tarde, hacia 2009 otra persona intentó dañar la pintura, en este caso, se identificó a una mujer de nacionalidad rusa que utilizó una taza de té para intentar vandalizar la obra, aparentemente después de que no le dieran la nacionalidad francesa.

Sin embargo, salvo el caso inicial de 1956, ninguno de estos intentos ha sido exitoso gracias al panel de vidrio que además de soportar el impacto de bala también está pensado para soportar el calor y la humedad y mantener a la Mona Lisa lo mejor protegida posible.

Te puede interesar: Los 10 hechos más curiosos en la historia del arte

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.