El misterio de Salvator Mundi, la pintura más críptica de Leonardo DaVinci

El misterio de Salvator Mundi, la pintura más críptica de Leonardo Da Vinci

Atribuída a Leonardo Da Vinci, “Salvator Mundi” es quizá la obra de arte más enigmática y misteriosa del renacentista… sin mencionar que es la pintura más cara que se ha vendido.

¿Qué es lo que ocurre cuando una “pintura perdida” de uno de los pintores más renombrados del mundo, como Leonardo Da Vinci, reaparece? Entre el amor al arte, la investigación y la avaricia, esta es la historia de Salvator Mundi, la obra perdida de Leonardo Da Vinci que conmocionó al mundo del arte.

  15 de noviembre, corría el año de 2017, un 15 de noviembre en Nueva York, Estados Unidos, en un salón de la casa de subastas Christie’s estaba a punto de hacerse historia en una puja que rápidamente alcanzó los 9 dígitos, allí compradores con millones de dólares a su disposición contendían por Salvator Mundi una pieza clave en la historia del arte y cuyo valor aquella noche alcanzaría los 450.3 millones de dólares.

leonardo-da-vinci-salvator-mundi-c-1500
Fine Art/Corbis via Getty Images / Wikimedia Commons.
(Atribuido a) Leonardo da Vinci, Salvator Mundi, Circa 1490-1519.

Sin embargo, la historia de Salvator Mundi precede a la de esa exorbitante subasta. Su historia comienza en el siglo XVI, pues la pintura ha sido datada de alrededor del 1500 y según los datos se cree que fue pintada para Luis XII de Francia, no obstante, un siglo después se perdió todo rastro de esta obra hasta hace unas décadas, cuando la pintura resurgió pero atribuida a un pintor distinto: Bernardino Luini. Esta no sería su única atribución, también se pensó que más bien era de Giovanni Antonio Boltraffio, un asistente de Leonardo, y claro está, la atribución que todos desean sea cierta: la de Leonardo Da Vinci.

Te puede interesar: Los 10 hechos más curiosos en la historia del arte

En la pintura se puede observar el que se cree que es el rostro de Jesús cuya mano derecha se encuentra alzada y con sus dedos entrelazados en posición de bendición, mientras que en su mano izquierda sostiene una bola de cristal, una simbología que a su vez ha inspirado diversos estudios y contribuído al llamado misterio que de acuerdo con Martin Kemp, experto y profesor emérito en Oxford, es la señal de que no sólo es el salvador del mundo sino del cosmos mismo.

Sin embargo, aunque la historia de esta pintura empieza siglos atrás, lo cierto es que su relevancia y la creación del mito alrededor de esta pintura de Da Vinci comenzó en el 2005, cuando el cuadro llegó a manos de Robert Simon y Alexander Parrish, dos amigos que compraron la obra en una subasta en Louisiana sin saber que en sus manos tendrían un posible Da Vinci. La pintura les costó 10 mil dólares y ellos sólo sabían que tenían una pintura que se veía vieja y que podría ser el codiciado original de una pintura perdida de Leonardo que había sido copiada por sus pupilos.

Ellos compraron esta obra de Basil Clovis Hendry Sr, quien heredó la pintura de su tía Minnie Stanfill Kuntz. Los Kuntz obtuvieron la pintura en 1958 en una subasta en Sotheby ‘s como parte de un lote perteneciente a la escuela de Da Vinci y en aquel entonces pagaron tan sólo 45 libras.

Ambos compraron la obra bajo la presunción de que era del pintor Bernardino Luini y así fue hasta que Dianne Dwyer Modestini, en un trabajo de restauración tuvo un momento que sólo podría definirse como una epifanía.

El cuadro en sus manos no podía haber sido pintado por nadie más que Leonardo Da Vinci.
Salvator mundi antes de la restauracion
Photograph Courtesy Dianne Modes / Wikimedia Commons.
Salvator Mundi después de ser limpiado y previo a su restauración en 2006.

Lee: Los NFT la nueva era en el coleccionismo de arte

El hallazgo del Salvator Mundi ¿original?

Ese sería el inicio de una discusión importante en el mundo artístico. ¿Es que acababan de descubrir una obra de Da Vinci? Aunque la obra y el nombre de Leonardo Da Vinci actualmente es canon y es considerado uno de los grandes pintores de la historia, la realidad es que le sobreviven muy pocas pinturas conocidas, tan sólo 20 obras

A partir de entonces todo se revolucionó, curadores y expertos vieron la obra para conseguir su autenticación y finalmente la obtuvo cuando la pintura debutó como parte del catálogo de la exposición de la National Gallery de Londres en 2011. Aunque algunos creen que esto sólo representó una gran campaña de mercadotecnia para poder fijar el precio de este Salvator Mundi en 100 millones de dólares.

Expertos y críticos encontraron señales que confirman que Leonardo Da Vinci tuvo participación en esta obra, por ejemplo, Martin Kemp explica en una conferencia que existían evidencias de dibujos o estudios que muestran el inicio de la composición de Salvator Mundi y diversas copias de estos, no obstante eso no quiere decir que todas las copias en pintura sean de Leonardo mismo. Por otro lado, Kemp habla de pentimento arrepentimiento en italiano que no son más que muestras en el lienzo de cómo el pintor cambió de idea que podrían hacer de esta versión la original como el cambio de posición del pulgar de la mano derecha… ¿por qué un copista haría algo así? Asimismo, hay evidencias de la marca de una mano, un rasgo común en las obras de Da Vinci (aunque no exclusivo) pues al ser zurdo apoyaba su mano ligeramente para suavizar la pintura.

estudios de la composición y telas de Salvator Mundi
Royal Collection. / Wikimedia Commons.
Los dibujos o estudios de telas para Salvator Mundi de Leonardo da Vinci.

Te puede interesar: Pintura de Botticelli se convierte en fenómeno viral y récord en subasta

Sin embargo, otros expertos explican que la posición del personaje no corresponde al trabajo de Da Vinci como Jacques Franck historiador de arte y especialista en Leonardo. En otras palabras, el consenso popular es que en la pintura sí hay evidencias del rastro de Da Vinci, pero además de su estado y las restauraciones a las que ha sido sometidas hacen que sea mucho más factible que se trate de un trabajo realizado en el taller del pintor.

Su paso por la National Gallery de Londres contribuyó a la creencia de que esta copia de Salvator Mundi sí es de Da Vinci, tanto así que dos años después de su debut fue vendida de nuevo y esta vez su valor aumentó exponencialmente. Aunque en un principio Simon y Parish deseaban que la obra fuera adquirida por un museo o institución, la pareja –que a esas alturas se había aliado con un tercer agente para lidiar con los costos de almacenaje y manejo– descubrió que en realidad se realizó una venta completamente distinta.

Salvator Mundi y el oligarca ruso Rybolovlev

La obra pasó a manos de Yves Bouvier un personaje del mundo del arte que actúa como un consultor de arte, pero que también tiene una serie de bodegas alrededor del mundo donde se almacenan obras de alto valor. Bouvier adquirió la obra por 80 millones y se la vendió al oligarca Dmitry Rybolovlev por 127 millones de dólares.

Este corto episodio entre Bouvier y Rybolovlev fue lo que esta pintura necesitó para que en su siguiente venta alcanzara un récord histórico. Rybolovlev comenzó una batalla legal en contra de Bouvier por fraude dado que cobró una comisión demasiado alta… y aunque la disputa se ha alargado por años, el oligarca ruso decidió poner en venta todas las obras que había adquirido a través de Bouvier… incluyendo la pintura de Salvator Mundi.

yves bouvier y dmitry rybolovlev
Ambas de Wikimedia Commons.
Der. Yves Bouvier, quien desde 2015 enfrenta cargos criminales en Francia y en Mónaco, y desde 2018 en Suiza por cometer fraude al mentirle a sus clientes sobre el valor real de las obras de arte. Izq. Dmitry Rybolovlev, un empresario ruso cuya fortuna asciende los 8.500 millones de dólares según Forbes, además, se cree que su divorcio fue el más caro de la historia pues tuvo que pagar 4500 millones de dólares a su exesposa.

Te puede interesar: Las mejores obras de Paul Gauguin para conocer su arte

El evento del año: la subasta de ‘Salvator Mundi’ de 450 millones de dólares

Como Mathew Shaer lo describe en Vulture , la subasta de Salvator Mundi se convirtió en un evento por sí mismo, en particular cuando la venta no fue privada y en realidad fue enviada a una subasta en Christie ‘s. A su vez, la casa de subastas añadió esta pintura a una exposición de arte contemporáneo, lo cual fue un movimiento que también contribuyó a que Salvator Mundi se vendiera en 450 millones. Por ejemplo, en el artículo citado se habla de cómo al formar parte de una subasta de arte contemporáneo habría menor escrutinio sobre la obra y su verdadero autor y la pintura estaría más expuesta pues este tipo de subastas hacen mucho más ruido que las del arte clásico o antiguo.

“Este fue un triunfo épico y contundente del ‘brandeo’ y el deseo sobre el conocimiento y la realidad ”, dijo Todd Levin, un asesor de arte de Nueva York para el New York Times.

Fuente .

Ve la transmisión de la subasta de Salvator Mundi enseguida:

La desaparición de ‘Salvator Mundi’

Aquella noche un comprador anónimo se hizo de Salvator Mundi y los rumores sobre la identidad del comprador comenzaron a circular, sin embargo el tiempo develó al comprador: el príncipe Bader din Abdullah bin Farhan al Aud, quien a su vez compró el cuadro para Mohammed bin Salman, el príncipe heredero de Emirates Árabes Unidos.

“Podrías comprarla y construir un museo completo alrededor de ella”. Declaró François De Poortere, ejecutivo de Christie’s.

Tanta razón tendría Poortere, pues ese precisamente ha sido el plan de Salman. El Salvator Mundi tenía como próximo destino su exhibición en el Louvre de Abu Dabi, un esfuerzo entre los Emiratos Árabes Unidos y Francia. Por lo que este museo sería su nuevo hogar pues la pintura había sido donada a éste.

Louvre de Abu Dabi
Departamento de Cultura y Turismo de Abu Dabi
Museo Louvre de Abu Dabi visto desde arriba

Te puede interesar: El Museo del Louvre abre sus puertas de forma virtual y presenta su colección de arte

No obstante, esta colaboración que pretende hacer a Abu Dabi otro centro importante para el arte como lo es París con el Louvre, también tuvo su controversia y problemas. Bin Salman tenía la idea de mostrar este cuadro junto a la Mona Lisa y los motivos no son pocos, después de todo la pintura perdida de Da Vinci ha sido llamada “el Mona Lisa masculino”. Pero el Louvre no estaba dispuesto a tal, después de todo la autoría del cuadro sigue siendo discutida.

Aunque la exhibición estaba programada para el año 2018, ésta fue cancelada y a partir de entonces el cuadro que pasó siglos perdido, volvió a desaparecer. Empleados del Louvre de Abu Dabi no saben donde está, ni siquiera el Louvre de París… Salvator Mundi no ha sido vista por nadie y quienes la hayan visto no han revelado su paradero.

El origen de la pintura estaba lleno de misterios y dudas, de muchas preguntas por responder y evidencias que no permiten asegurar que el cuadro sea completamente de Leonardo Da Vinci y ahora, siglos después de su creación, el misterio que lo caracterizó lo persigue hasta que quizás algún día vuelva a resurgir y el mundo pueda juzgar con sus propios ojos esta pintura tan controvertida, críptica y enigmática.

Te puede interesar: Top 5: Los mejores murales de José Clemente Orozco

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.