Obra Duplex, del artista conceptual Gustavo Artigas
Cortesía

El MUAC adquiere ‘Duplex’ de Gustavo Artigas, obra emblemática de la generación de los 90

Duplex, del artista conceptual Gustavo Artigas, es una serie de intervenciones realizadas por 15 personas parecidas físicamente al autor.

El MUAC adquirió este 2021 la obra Duplex, del artista conceptual Gustavo Artigas, que corresponde al registro de una serie de intervenciones en el edificio de Fundación Telefónica en Madrid, España realizadas por 15 personas parecidas físicamente al autor.

  La intervención principal consiste en una conferencia anunciada para el día de la inauguración de la muestra El final del Eclipse, supuestamente conducida por Gustavo Artigas. Uno de los dobles comienza la lectura de un texto preparado ex-profeso presentándose como el artista.

El texto de conferencia consiste en tomar el fenómeno de la personalidad múltiple como criterio para evaluar los problemas de clasificación de las artes por nacionalidad. El doble, después de la lectura de la primera parte del texto, es reemplazado por otro sujeto igualmente parecido para seguir la conferencia.

Esta acción se repite hasta haber tenido cinco personas presentadas como Gustavo Artigas y completar la lectura total del texto. Al final lo otros 10 dobles salen a la zona de exposición para convivir con los asistentes a la muestra y tomar fotografías con cámaras desechables.

Mientras esto sucede el público desconcertado se mira entre sí y conforme pasan los dobles, comienzan a incomodarse por no entender la situación.

...asegura que significa tener dos o más personalidades habitando el mismo cuerpo, pero plantea la posibilidad de que la misma personalidad habite en dos o más personas distintas.

Los oradores, todos ellos “Gustavo Artigas”, hablan sobre la repetición de patrones y la originalidad en el mundo del arte. Dan referencia sobre los originales múltiples, la necesidad de hacer el arte más democrático y con mayor circulación. Hablan sobre la identidad, la originalidad y la nacionalidad. Poco a poco el discurso se convierte en una reflexión sobre la personalidad múltiple que uno de los oradores, físicamente muy parecido al anterior y que también se presenta como Gustavo Artigas, asegura que significa tener dos o más personalidades habitando el mismo cuerpo, pero plantea la posibilidad de que la misma personalidad habite en dos o más personas distintas.

Poco a poco, los ponentes exploran ideas más supersticiosas, esotéricas y religiosas. Para este momento los otros “Gustavo Artigas”, comienzan a mezclarse entre el público, mientras las personas presentes empiezan a tener reacciones de hilaridad y comentarios entre ellos.

El último orador normaliza la condición múltiple y asegura que todos somos varios y uno a la vez. Habla de que esto podría ser un don y no un defecto.
Finalmente agradece en plural por al comisario o curador por el espacio para la reflexión sobre el trabajo artístuco, y el publico aplaude, mientras ve mezclarse entre ellos a todos los Duplex.

Duplex
Cortesía


La obra es un comentario irónico sobre exposiciones (y suposiciones) de clasificación por nacionalidad. También representa un acto desafiante que cuestiona al espectador sobre “lo que parece y no es”, así como invita a preguntarse si en la sociedad global aún queda espacio para las individualidades. Hace preguntarse al espectador ¿Qué se gana y qué se pierde en la repetición? La individualidad puede ser inevitable pero la multiplicidad es un tesoro oculto dentro de la identidad.

Esta pieza, fue seleccionada por el MUAC luego de pasar por varios comités curatoriales, de historiadores del arte, curadores y especialistas en estéticas, que periódicamente que eligen piezas emblemáticas de artistas contemporáneos, para que formen parte del patrimonio Universitario y con ello nacional. Comprometiéndose a resguardarlo, difundirlo y preservarlo.

También te puede interesar: Artistas plásticos que te harán sentir orgulloso de ser mexicano

<b>La década de los 90 en el arte contemporáneo y Gustavo Artigas</b>

En los años 90 en México florecieron un conjunto de iniciativas, espacios, publicaciones y productores artísticos que posibilitaron paulatinamente lo que se ubica como “arte contemporáneo de México”.

Fue en este momento en que artistas mexicanos saltaron a la escena internacional con propuestas de corte conceptual y por fin permitieron dialogar a nuestro país en este sentido, en un nivel universal.

El pensamiento de esta generación se caracteriza por articularse de manera compleja con nuevos vocabularios visuales, con producciones artísticas de carácter minimal o de apropiación creativa.

A esta generación pertenecen artistas como Gabriel Orozco, actual líder del macro proyecto de Chapultepec, el multipremiado y reconocido Francis Alÿs, Eduardo Abaroa, Damian Ortega, el colectivo SEMEFO que confrontó a la esfera del arte ante la posibilidad comunitaria de la autoría; Sofía Taboas y Pablo Vargas Lugo.

Entre todos ellos sobresale Gustavo Artigas, originario de la Ciudad de México, y actualmente radicado en Toronto, Canadá, donde vive con la familia formada con Muna Can, distinguida curadora y pionera de métodos innovadores de mediación de arte contemporáneo en México.

También te puede interesar: Muro de los Lamentos: esto es lo que pasa con las notas depositadas por los viajeros

Ambos han formado una dupla que reflexiona a veces, durante el invierno a - 23 grados bajo centígrados en aquél país del norte de América.

Encabezan Art Links Inc una compañía de experiencias artísticas, en las que se presta a sus miembros una obra de arte contemporáneo para que la tengan un tiempo en su espacio íntimo, mientras se organizan activaciones que permitan experiencias significativas alrededor de ella. Esta pieza se va cambiando periódicamente y con ella las formas de diálogo.

Artigas ha logrado transitar su producción artística y traerla al presente, buscando la experimentación, sin cesar su investigación sobre los límites de la realidad, lo verdadero, el juego, el relajo, lo lúdico, lo dinámico y recientemente, el color en una nueva catalogación del mismo.

Es un hombre con un pensamiento divergente, de múltiples aristas simultáneas, de búsquedas que reflejan inquietud incesante. Avasalladora perspicacia, capacidad creadora y que en los últimos años ha dado un giro en sus practicas artísticas que lo mantienen como uno de los artistas del momento. Pioneros en el soporte de realidad virtual, instalaciones lumínicas y uso del zoom previo a la pandemia.

Curadores canadienses, europeos y norteamericanos lo reconocen y le atribuyen una crítica favorable.

Obras suyas encabezan colecciones de museos como el Museo de Arte de Sonora que celebró su décimo aniversario en 2019 con la adquisición de una colección completa de Gustavo Artigas .

Su obra es ampliamente referenciada en publicaciones académicas, tanto nacionales como internacionales, y a la par es buscado por los coleccionistas más exquisitos que quieren obra de Artigas que genere conversación en sus circulos sociales.

Obra Duplex
Cortesía

<b>La adquisición de obra de un museo </b>

La cumbre de la vida de un artista llega con la adquisición de sus obras por parte de un museo reconocido. Esto significa la revisión constante de su propuesta. El trabajo teórico reflexivo y la difusión de la misma por una institución de resgaurdo.

GUSTAVO ARTIGAS
Cortesía

El Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), ubicado en Ciudad Universitaria de la UNAM, en la Ciudad de México. Con poco más de 10 años de existencia, comenzó como un ambicioso proyecto que buscaba conformar una colección razonada de la producción de arte contemporáneo en México. Objetivo hoy por hoy consolidado y que para 2016 superaba las 1400 obras.

Desde su inauguración en 2008 ha permanecido con una política de mostrar parte de la colección en su programación expositiva.

Los desafíos de la pandemia no le han hecho parar operaciones y ha lanzado una agenda digital que incluye podcast, exhibiciones virtuales y una fuerte actividad en redes. Destaca la labor del Patronato que con sus propias activaciones artísticas, recauda fondos a través de experiencias virtuales que van desde charlas sobre el arte del té, hasta cursos de instalación, vía zoom.