Cultura

Un testimonio de la llegada del cine mexicano a Estados Unidos

Por: Redacción Central 29 diciembre 2023 • 2 minutos de lectura

Este es un testimonio de María Guadalupe de Guerrero Osio, quien desde corta edad vio a sus padres inmiscuidos en la exportación de películas mexicanas a los cines estadounidenses.

Compartir:

maria felix cine de oro mexicano
Daniel Fallot/Ina via AFP

¿Sabías que México fue el primer país de todo el continente al que llegó el cine? La historia del país y el cine es muy larga, y ha sido muy fructífera, y si bien, actualmente Hollywood es considerada la meca del cine, lo cierto es que México por un buen tiempo exportó grandes producciones a Estados Unidos.

Claro está que en la historia del cine estadounidense hay ciertos hitos como la realización de The Jazz Singer de 1927, la primera película sonorizada; en comparación fue hasta 1932 que en México se filmó Santa, nuestra primera película sonora.

octubre 12, 2022 04:11 PM • 3 minutos de lectura

Sin embargo, en la época del Cine de Oro Mexicano, de 1936 hasta 1956, fue un momento en el que la industria fílmica creció exponencialmente en México, mucho debido a que países como Estados Unidos, Francia o Italia estaban en pleno conflicto bélico durante la Segunda Guerra Mundial.

También fue la época para el surgimiento de algunos de los actores y directores que aún recordamos y dejaron un gran legado, hablamos de Fernando De Fuentes, Emilio “El Indio” Fernández, Pedro Armendáriz, Dolores Del Río, Luis Aguilar, Pedro Infante, María Félix, Mario Moreno (Cantinflas), Germán Valdés (Tin Tan), entre otros.

Este es un resumen del contexto en el que se inscribe el siguiente testimonio de María Guadalupe de Guerrero Osio, quien desde corta edad vio a sus padres inmiscuidos en la exportación de películas mexicanas a los cines estadounidenses. Léelo en sus propias palabras enseguida:

«Mi nombre es María Guadalupe de Guerrero Osio y les voy a contar cómo empezó la historia del cine mexicano en Estados Unidos, donde me tocó una época muy bonita pero rara.

En 1941 la compañía Clasa-Mohme Films le ofreció a mi papá, Manuel de Guerrero Osio, irse a Asia, Estados Unidos o Europa para introducir el cine mexicano y que se le reconociera a nivel internacional. Como empezó la Segunda Guerra Mundial él escogió Estados Unidos. Nos trepamos a un avión que en ese entonces era de 2 motores y se bamboleaba todo el tiempo. Yo era muy pequeña cuando llegamos, tenía 3 años, pero recuerdo mucho esa época como algo divertido y vivimos 8 años allá.

Nos mudamos a Denver, Colorado en donde se pusieron las primeras películas del cine mexicano y de ahí proliferaron a todo Estados Unidos.

Las primeras películas que llevó fueron de Jorge Negrete y María Félix, me acuerdo de esto porque él y mi mamá se sentaban en la sala para checar que los filmes estuvieran bien y así los pudieran llevar a los cines y distribuidoras. Ellos ponían una sábana para que nosotros no pudiéramos ver las películas, ya que eran indecentes, pero nosotros nos sentamos en las escaleras para poderlas ver y era muy divertido porque ellos creían que no veíamos nada. Había mucha gente mexicana, se les llamaba chicanos en ese entonces y les gustaba ver estos filmes porque eran una reminiscencia de su tierra.

Como somos una familia católica, en Fort Collins, Colorado, vivía un sacerdote español que era muy simpático y resulta que mi papá le compartía algunas películas para proyectarlas en un salón que tenían y así él ganara dinero en la comunidad para mantener la iglesia.

Así fue como mi papá comenzó a compartirle al mundo este arte mexicano y empezó a tener un renombre alrededor del mundo».

Lee más del cine en Revista Central con estas recomendaciones:

diciembre 18, 2023 12:53 PM • 4 minutos de lectura
diciembre 27, 2023 02:44 PM • 2 minutos de lectura

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.

Etiquetas

×
X