Cómo comprar un buen Jamón Ibérico
Cortesía

Comprar un buen jamón ibérico puede significar un auténtico dolor de cabeza, pero con esta guía y la base de Jamones Ibéricos de España, Embajadores de Europa en el Mundo te facilitaremos esta titánica tarea.

Jamón Ibérico, un delicioso manjar

Una de las maravillas que nos ha otorgado la Dieta Mediterránea, considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, es el Jamón Ibérico.

Este delicioso manjar nace de la historia, cultura y tradición de todo un pueblo vinculado a un territorio: la Península Ibérica.

El Jamón Ibérico es considerado como uno de los mejores productos gastronómicos españoles, tanto que su sabor ha traspasado las fronteras del mundo, ya sea acompañado con pan y vino, o bien, con tomate y cerveza, siempre es un deleite, no importa cuál sea la ocasión.

Jamón Ibérico

El ABC de un buen Jamón Ibérico

Un producto tan importante y considerado como uno de los mejores del mundo hace preguntarnos, ¿cómo distinguir la calidad del Jamón Ibérico?

Además de que su calidad se ve reflejada en un rojo intenso, caracterizado por el vetado que aporta un sabor, textura y aroma inconfundibles, te darás cuenta de que es un buen Jamón Ibérico por esta característica crucial: La etiqueta.

La Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, junto con el sector Ibérico han elaborado un sistema de precintos o etiquetas para ofrecer al consumidor fiabilidad, transparencia y confianza a la hora de realizar su compra.

Existen 4 precintos (negro, rojo, verde y blanco) o categorías de Ibérico en función de la raza y del tipo de alimentación y manejo recibida por el animal:

Precinto negro: Identifica al Jamón de Bellota 100% Ibérico y que el animal, en su etapa de engorde, se alimentó de bellotas y otros recursos naturales de la dehesa.

Precinto rojo: es el del Jamón de Bellota Ibérico, procedente de animales Ibéricos, con un 75% o 50% de raza Ibérica, y que en su etapa de engorde se alimentaron con bellotas y otros recursos naturales de la dehesa.

También te puede interesar: Los mejores brunch en Dallas que debes probar en tu próximo viaje

Tipos de jamón ibérico

Precinto verde: corresponde al Jamón de Cebo de Campo Ibérico, y puede proceder de ejemplares 100% Ibéricos o Ibéricos, con un 75% o 50% de raza Ibérica, alimentados en su etapa de engorde con piensos de cereales y leguminosas y con hierbas del campo.

Precinto blanco: identifica al Jamón de Cebo Ibérico, y puede proceder de ejemplares 100% Ibéricos o Ibéricos, con un 75% o 50% de raza Ibérica, alimentados en granjas a base de piensos de cereales y leguminosas.

A partir de la identificación de cada una de las piezas con un precinto de Norma y en base a la información registrada en ÍTACA (sistema que contiene toda la información de producción de Ibérico), la APP IBÉRICO permite a los consumidores consultar los procesos de evolución del Jamón Ibérico en cada una de sus etapas.

Estos precintos que identifican a los Jamones Ibéricos de España (negro, rojo, verde o blanco) son la mayor garantía de calidad a la hora de realizar la mejor compra.

No hay lugar para la duda, son Ibéricos los jamones que llevan algunos de estos precintos.

También te puede interesar: México en una botella, el tequila orgánico que debes probar

Los colores de los precintos no indican que uno sea mejor que el otro, sino que distinguen entre las diferentes categorías de Jamón Ibérico existentes en el mercado en función de la raza y la alimentación recibida por el animal.

Con información de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI).

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.