Lorea se transforma para una nueva realidad
Cortesía

Lorea se transforma para una nueva realidad

La mayoría de los restaurantes durante la pandemia han adaptado sus espacios y oferta gastronómica a las necesidades del momento. Renovarse o morir es hoy más que nunca necesario. Lorea, uno de los espacios de alta cocina favoritos de la Ciudad de México, ha creado nuevos conceptos que están siendo un acierto entre su público.

Lorea reabrió sus puertas hace un año con una fórmula de cocina algo más inclinada a los sabores de México. Sin abandonar las técnicas depuradas y la combinación de texturas y sabores que lo hicieron exitoso, Oswaldo Oliva enaltece las materias primas locales y se enfoca en fondos más cercanos al paladar del público mexicano. Además, triunfan acciones como Jueves de cantina, donde chefs como Rodrigo Estrada, Tomás Bermúdez o Gerardo Vázquez Lugo llevan la cocina de sus restaurantes en formato tacos y los sirven a lo largo del día junto a cócteles especialmente diseñados especialmente. El 2 de septiembre el Gallo Orozco será el protagonista.

Gerardo Vazquez
Cortesía
Gerardo Vázquez

  También, una vez al mes los comensales podrán vivir las experiencias del Círculo del vino, donde Arisbeth Araujo, sommelier de Lorea, crea junto a distintos proveedores una temática vinícola y Oswaldo crea un maridaje sorpresa para ella. En agosto la temática fue Tintas de Francia de Iznogood, y el 10 de septiembre será la variedad riesling la protagonista gracias a Carlos Urcelay y Krug Gruppe, junto a recetas puramente mexicanas. Los precios del menú de 5 tiempos con maridaje están en 1 600 pesos mexicanos y la experiencia está sabiamente curada.

También te puede interesar: Yoshimi, un imprescindible para los amantes de la gastronomía japonesa

Si prefieres algo más informal, Alelí, el apéndice más casual de Lorea se trasladó al rooftop para ofrecer cocina de tacos y brasas, mixología y música electrónica. Los fines de semana se ha convertido en punto neurálgico del público que busca tragos de calidad y ambiente distendido.

Oswaldo Oliva, un universo de texturas que potencian el producto

Oswaldo Oliva regresa a México tras vivir una década en España, primero en El Celler de Can Roca (2005-2006) y ocho años junto al maestro de Andoni Luis Aduriz en Mugaritz (2007-2014). Inaugura Lorea en 2017, un restaurante con una oferta culinaria arrasadora y completamente diferente a otros restaurantes en la capital. Su concepto de cocina es un alarde de lo vegetal, sabores puros y técnicas aparentemente simplistas son un claro ejemplo de la formación del chef junto al maestro Andoni L Aduriz. Sabor racial, pulcritud e investigación. La puesta en escena y la combinación de texturas inteligentes conservando el producto en bruto son su máxima.

OSWALDO OLIVA
Cortesía / Pepe Escarpita

Me interesa explorar cómo cambian los sabores de las recetas según la forma de comerlas. No sabe igual un taco en la calle que en un restaurante usando cubiertos, la percepción es muy distinta

Restaurante Lorea
Sinaloa 141, Roma Nte., Ciudad de México
Teléfono Reservas: 01 55 9130 7786
@loreamx
@alelirooftop

Lee más de la Bitácora Gastronómica de María Forcada aquí.

También te puede interesar: Casa Madero: tradición e innovación. Claves del éxito para mantenerse en el mercado vinícola por 424 años

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.