amor perruno
mayo 16, 2019 03:49 PM
Redaccion Central
Top Central Revista Central

Así afecta la contaminación a tu mascota

Te decimos qué medidas tomar y a qué razas les afecta más

Por Montserrat Alvarez

Como sabemos la calidad del aire no es la mejor, y desde el pasado 14 de mayo se empezaron a tomar medidas de precaución para que los niveles de contaminación sean menores. 

Recordemos que la toxicidad en el aire tiene consecuencias en la salud, pero no sólo en los humanos, sino también en nuestros animales de compañía.

Y es que, así como nosotros, también pueden tener problemas derivados de la contaminación que afectan sus pulmones, mucosa y olfato. Por eso que es importante cuidarlos y estar al tanto de ellos. Por eso te damos algunos focos rojos de los que debes estar atenta, por si notas cambios:

labrador
contaminacion afecta a los animales

Algunas señales de que la contaminación les está afectando son: irritación en los ojos y vías respiratorias. Además de presentar secreción nasal, estornudos o problemas para respirar.

¿Qué puedo hacer para evitar estos síntomas?

Deben de abstenerse, de igual manera que los humanos, de correr al aire libre, así que procura mantenerlo dentro de casa. También es importante que tengan agua limpia, así que evita dejar sus platos de comida afuera, ya que se pueden contaminar de las partículas contaminantes.

¿A quiénes les afecta más?

Aunque a todos les afecta la contaminación, no a todos les afecta de la misma forma. De acuerdo con Ylenia Márquez, académica del departamento de Medicina, Cirugía y Zootecnia de la UNAM, la mala calidad del aire es más dañina para animales braquiocéfalos, como los perros Bulldog, pekineses, bóxer, shar pei, entre otros. 

Pero no sólo los perros son los que sufren, ya que los gatos como los persas o los himalayos también son muy sensibles en este sentido.

cachorro
mascotas sufren por la contaminacion

Las mascotas de compañía, es decir perros y gatos, tienen un olfato más desarrollado es por eso que la contaminación los perjudica más. Mantén cerradas ventanas y puertas (en la medida que se pueda) y trata de que haya aire acondicionado, eso sí, con la función de FAN (ventilador).

En caso de que tu perro o tu gato presenten síntomas como deshidratación, algún problema respiratorio o algún malestar  es necesario que acudas al especialista lo antes posible.