ss

Todo el mundo estará en pleno festejo este 14 de febrero y queriendo sorprender a sus parejas el Día de San Valentín.

  Si no tienes quién te regale aunque sea un detallito, ni tienes tampoco a quién darle un obsequio, ¡no te agobies! puedes darte un autorregalo, la mejor opción es ir de shopping. ¿Quieres saber qué más puedes hacer? Lee a continuación…

1. ¡A salir!

vi


Sal de la ciudad, puedes hacerlo acompañada de una amiga y, así, compartir la diversión. Imagina nada más que bien la pasarás haciendo todo lo que tú quieras hacer sin preguntar a nadie.

2. Únete a la fiesta…

Investiga en dónde habrá alguna fiesta de solteros y ve (no importa si vas sola o con una amiga) porque quizá hasta salgas con galán.

3. Con las primas o sobrinas.

s


Invítalas a tu casa a ver un maratón de pelis y preparen palomitas. O den un paseo por cualquier centro comercial, la pasarán de lujo.

4. Bailando, bailando.

Seguro por donde vives, existe alguna academia de baile.Anímate e inscríbete a una, además, es posible que ahí encuentres a tu media naranja.

5. Inspírate y escríbete.

ca


Si te gusta amar a la antigua y escribes para los demás ¿porqué no haces una para ti? Escribe lo que más te gusta de ti, guárdala y seguro te va a servir cuando andes deprimida.

6. Ve de visita

Una excelente oportunidad para visitar a tus abuelos,aprovéchalos si todavía cuentas con ellos. Cómprales un detalle, llévalos a comer y platica con ellos (¡OJO! Deja a un lado tu Smartphone, para poder disfrutar del momento) porque te lo agradecerán como no te imaginas.

7. ¡Arriba la cultura!

lee


Cómprate el libro que siempre has querido y que por una o por otra, no lo has adquirido.

8. Haz el bien sin mirar a quién.

Realiza algo bueno por alguien, ya sea un ser querido o un desconocido

9. Disfruta tu soledad.

sol


Si por ejemplo, tu ex odiaba ir al cine o a un karaoke,¡anímate a ir sola! Así, disfrutarás a tu gusto.

10. A la hora de la cena.

Prepárate una cena especial para consentirte. Si eres una pro en la cocina, prepara tu platillo favorito y si no, siempre habrá algún buen restaurante o fast food que lo solucione.

¡No hay pretextos! Hagas lo que hagas, disfruta tu 14 de febrero.