Beneficios del agua de avena en tu cuerpo
iStock

Beneficios del agua de avena en tu cuerpo

Hidrátate y nútrete al mismo tiempo con esta fácil receta

Las bebidas refrescantes en esta temporada ayudan a nuestro cuerpo contra la deshidratación y más si con ellas le damos los nutrientes que necesita, por eso es que te contamos sobre los beneficios de tomar agua de avena, un rush fresco y nutritivo que amarás incluir en tu día.

  La avena es considerada junto al cale, cacao, aloe vera, jengibre, espirulina y quinoa como superfoods, ya que contienen gran cantidad de nutrientes (hierro, magnesio, zinc, fósforo y potasio), vitaminas (B1, B6, E), antioxidantes y aminoácidos esenciales que ayudarán a tu cuerpo a estar al mil de forma natural.

Beneficios de la avena

También te puede interesar: ¿Sin tiempo para desayunar? Prepara este delicioso bowl de mamey y cocoa

Además de nutrir, la avena en agua ayudará a disminuir tus niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos. Si sufres de problemas digestivos, la avena ayudará a recubrir tu intestino, ¡adiós al estreñimiento!. Incluso si la tomas de manera frecuente, ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico y la visión.

Incluir este superfood en tu vida no es nada difícil, puedes desayunar bowls de avena con tus frutas favoritas, o bien, si tu día estará bastante agitado, puedes llevar contigo en un cilindro agua de avena que te ayudará a hidratarte y nutrirte al mismo tiempo.

Para preparar tu agua de avena es bastante sencillo…

Ingredientes:

- 1 taza de avena

- 2 litros de agua


- cuharadita de canela en polvo

- 2 rodajas de jengibre

Preparación:

Remoja por 30 minutos la taza de avena en un tazón con agua, una vez pasado el tiempo, cuela y vacía la avena en el vaso de la licuadora, agrega agua y la cucharadita de canela en polvo, muele hasta que los ingredientes estén perfectamente mezclados y molidos. Vierte la mezcla en una jarra, agrega las rodajas de jengibre y el agua restante. Refrigera.

También te puede interesar: Beber dos tazas de café al día reduce el riesgo de muerte en un 44%