Mitos sobre los orgasmos y la sexualidad que deberías conocer
iStock

Mitos sobre los orgasmos y la sexualidad que deberías conocer

¿Qué tanto sabes sobre sexo? Te revelamos algunos mitos sobre los orgasmos y la sexualidad que seguro has escuchado más de una vez en la vida.

En el marco del Día Internacional del Orgasmo Femenino, es necesario hablar de un tema muy importante: sexualidad; sobre todo señalar los mitos que siempre han rodeado al sexo y los orgasmos.

  Muchas personas, dentro de una relación heterosexual, aún consideran que para tener un orgasmo es necesaria la penetración, incluso, se dice que las mujeres no logran llegar al clímax porque cuesta mucho trabajo. Pero ¿qué tan cierto es esto?

Platanomelón México nos ayudó a desmentir algunos mitos sobre los orgasmos y la sexualidad. ¿Estás preparado?

¿A las mujeres les cuesta más llegar al orgasmo?

Esta es una pregunta capciosa en la que la respuesta dependerá 100% de lo mucho o poco que conozcas tu cuerpo y sepas que es lo que te gusta y lo que no.

Lo que sí es una realidad es que el orgasmo clitorial es mucho más intenso y explosivo que el de los hombres, ya que la anatomía del clítoris comprende 8 mil terminaciones nerviosas que únicamente tienen la función de dar placer.


Pero, un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y es necesario que cada mujer explore su sexualidad sin tabúes, sin presión y sin mitos.

Es falso que a las mujeres nos cueste más trabajo llegar al orgasmo, la realidad es que históricamente el placer fememnino ha sido víctima de tabúes sociales que no permitían una libre exploración de nuestro propio cuerpo y placer, pero ahora nada nos detiene.

También te puede interesar: 6 ejercicios para tener mejores orgasmos

mitos sobre los orgasmos

El orgasmo se alcanza solo por penetración

Ufff, si nos dijeran que únicamente se puede llegar al orgasmo de una sola manera sería el día más triste, sin embargo el 14.1% de personas creía este mito


La respuesta es ¡NO! Todo lo contrario, ¡el cuerpo está lleno de zonas erógenas llenas de placer por descubrir!

Existen muchos caminos y una sola recompensa, y el camino es infinito, se puede llegar al orgasmo si estimulas: el ano, los senos, la boca, pies, nalgas y muslos, Zona U, clítoris y claro, la Zona G mediante la penetración. ¡Así que a explorar!

Los mitos han limitado la libertad sexual, principalmente la de las mujeres, pero hoy existe tanta información que no nos cansaremos hasta que todas y todos se apropien de su placer y la sexualidad sea un camino equitativo, consensual y muy divertido.

Si no hay penetración no es sexo

Un verdadero clásico que es totalmente falso.

El sexo solo tiene una regla, y es: consentimiento mutuo. Cada individuo vive su sexualidad de diferente manera y la respuesta es no, no es necesaria una penetración para tener sexo, esto puede ser confuso porque muchas personas consideran que el orgasmo es la cúspide del sexo y alcanzarlo no necesariamente depende de una penetración.

Desafortunadamente aún hay muchas personas que consideran el coito como el centro de las relaciones sexuales, en otras palabras coitocentrismo. Ojo, es totalmente válido tener coito, pero es importante aclarar que uno no depende del otro.

Tener un orgasmo

¿Los juguetes sexuales son para personas solteras?

No, los juguetes sexuales no son exclusivos de personas solteras y quien diga esto tiene muy poca imaginación. Como lo hemos comentado antes, las personas, en pareja o no, son dueñas de su placer y sexualidad y explorar es parte de conocerse y los juguetes sexuales nos ayudan a conocernos y también a nuestra pareja.

Y atención porque existen tantos modelos de todas formas y colores que podrás encontrar el ideal para ti, algunos para usarse en pareja, otros de estimulación externa, interna y hasta succionadores de clítoris ¡El cielo es el límite!

¡Feliz Día Internacional del Orgasmo Femenino, a disfrutar se ha dicho!

También te puede interesar: Sex shops en línea enfocadas en el placer femenino

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.