Terapia para tratar las emociones heredadas
iStock

Está comprobado científicamente que heredamos las emociones de nuestros antepasados por medio de nuestro ADN hasta cuatro generaciones atrás. si sufres depresión, ansiedad o miedo, puede ser que hayas aprendido ese comportamiento emocional de tus antepasados. Angie Lemes, terapeuta, nos explica cómo corregirlo.

  El sistema nervioso central suele desorganizarse al experimentar emociones negativas (miedo, dolor, tristeza) lo que produce descargas bioquímicas que alteran el funcionamientos de las células, pues reciben niveles altos de endorfinas o adrenalina. Por ello es importante equilibrar de nuevo las células para vivir una vida más tranquila, sin dolor ni sufrimiento, y no heredarlo a las siguientes generaciones.

Por ejemplo, si los padres sintieron mucho enojo en su vida o sufrieron algún tipo de resentimiento, generaron una alteración celular que transmitieron a sus hijos, lo que provoca que estos vivan las mismas emociones.

La terapia de memoria celular consiste en aplicar protocolos médicos creados por el doctor Carl Ferreri hace más de 50 años en Nueva York, para tratar las emociones heredadas.

Se dice que en la amígdala cerebral es donde se guardan todas las emociones negativas, la única forma de no heredar tanta carga genética a nuestros descendientes es tratando de controlarlas”.

Las terapias consisten en masajes que comienzan a la altura de la amígdala cerebral y bajan por toda la columna vertebral; por medio de este contacto, las células se van alterando.

El terapeuta no recibe ninguna información emocional sobre el paciente, lo detecta al tocar y trabaja en donde más se necesita. Lo más importante es eliminar toxinas de las células para que éstas puedan tener una carga energé tica positiva.

Se recomienda dejar de comer carne y tomar mínimo tres litros de agua al día durante una semana. Lo ideal es tomar como mínimo cinco terapias (máximo 20) dependiendo de cada persona.

Las primeras cinco son una vez a la semana y de acuerdo con lo que se trabaja se tienen que esperar mínimo tres meses para acudir a la siguiente sesión, si es que el cuerpo vuelve a experimentar las mismas sensaciones y sentimientos.

El objetivo es que las emociones negativas disminuyan y el paciente tenga el control absoluto de éstas. Existen casos en los que pueden pasar uno o dos años entre una terapia y otra. Hay pacientes que han tardado hasta cuatro años para una octava terapia.

emociones heredadas
iStock

Beneficios de la terapia

Mayor nivel de armonía y paz interior

Sueño profundo

Aumenta la capacidad de enfoque y concentración

Mejora la comunicación verbal y corporal

Rejuvenecimiento físico y mental

Liberación de toxinas

Ayuda al controlar las emociones negativas

Desinflamación celular (pérdida de volumen)

Información sobre la terapia

Duración: de 45 minutos a 1 hora

Son para ¡todos! Incluso bebés recién nacidos, niños, embarazadas, personas con enfermedades crónicas, adultos mayores.

Candidatos: gente con depresión y sensaciones de emociones negativas, las personas diagnosticadas con transtornos mentales no son aptas para este tratamiento.

Contacto

Angie Lemes de Camargo

Web: https://www.memoriacelularbyangie.com/

Mail: citas@memoriacelularbyangie.com

Fb: @memoriacelularbyangie