Auditoria Britney Spears

“No estoy aquí para ser una esclava”, Britney Spears por fin cuenta la verdad

Justo en este momento se está realizando la audiencia sobre la tutela legal de Britney Spears, donde la cantante está revelando los medicamentos que está obligada a tomar e incluso la nula libertad que tiene por ejercer su sexualidad.

Este miércoles 23 de junio, podría ser un día que cambie totalmente la vida de Britney Spears, ya que por primera vez, la cantante está en una auditoría para tratar de eliminar su tutela legal a cargo de su padre, Jamie Spear s .

  Desde hace unos minutos, a través de redes sociales, se ha reportado el minuto a minuto de la audiencia, donde la cantante ha decidido romper el silencio y revelar los terribles tratos que ha vivido por parte de su familia desde hace años.

Se informa que en la auditoria, Britney Spears ha declarado que ha sido obligada a decir que su vida es perfecta y que no pasa nada:

“Me han obligado a decirle al mundo que soy feliz, es mentira. Esas personas merecen estar en la cárcel”.

Detalló su deseo porque su padre y su familia estén en la carcel por la poca libertad, o más bien, esclavitud, que ha experimentado en los últimos años.

Solo quiero recuperar mi vida. Han pasado 13 años y es suficiente

“Durante los últimos 13 años, he sido tan buena y tan agradable, hago de todo. No puedo permitir que mi ignorante padre me haga esto… Quiero terminar con esta tutela sin que me evalúen”.

También, ha revelado cómo ha sido controlada y esclavizada a base de medicamentos que no le permiten estar en sus cinco sentidos.

“Me quitaron las mismas pastillas durante 5 años y me recetaron litio, una droga fuerte ... Era como si estuviera borracha”.

“Puede sufrir una discapacidad mental si tomaba demasiado (litio) por más de cinco meses. Ni siquiera podía tener una conversación con mi mamá o mi papá realmente sobre nada. Le dije que estaba asustada y mi médico me pidió que seis enfermeras diferentes vinieran a mi casa, se quedaran conmigo para monitorearme con este nuevo medicamento, que nunca quise tomar para empezar. Había seis enfermeras diferentes en mi casa y no me dejaron subir al auto para ir a ninguna parte durante un mes”.

“Mi familia no hizo nada, mi padre estaba totalmente de acuerdo. Todo lo que me pasaba tenía que ser aprobado por mi papá. Toda mi familia no hizo nada”.

También contó que fue obligada a trabajarlos siete días a la semana, sin ningún tipo dedescanso y además se le privó de sus cuentas de banco, tarjetas de crédito, pasaporte y teléfono celular.

Para Britney, vivir así fue violento, una esclavitud, algo que sólo se podría comparar con la explotación sexual.

Una de las revelaciones más dolorosas, es que desea convertirse en madre nuevamente, sin embargo, en su cuerpo tiene colocado un DIU que le impide ser mamá y que tiene prohibido quitárselo.

Quiero tener la posibilidad de casarme y tener un bebé. Me dijeron que no podía casarme. Tengo puesto el DIU, pero estas personas no dejan que yo vaya al médico para removerlo porque ellos no quieren que tenga más hijos. Esta tutela me está haciendo más daño que bien

Esto quiere decir que Britney Spears no es libre para tomar decisiones sobre su sexualidad, su cuerpo e incluso no la dejan ser mamá.

También reveló que en su casa siempre está rodeada de enfermeras y seguridad, y no tiene ningún tipo de privacidad.

No soy feliz, no puedo dormir, tengo depresión y lloro todos los días

Después de la participación de Britney Spears en la auditoria, se hizo una pausa y se le dio la palabra a Jamie Spears, quien solo dijo que ama a su hija y la extraña.

Es posible que en unas horas se de a conocer si Britney Spears seguirá o no bajo la tutela legal de su padre, Jamie Spears.

Aquí puedes escuchar las declaraciones de Britney Spears:

También te puede interesar: Drake Bell se declara culpable por “cometer delitos contra menores” y podría pasar hasta 2 años en prisión

La tutela de Britney Spears

La tutela legal de Jamie Spears sobre su hija, Britney Spears, inició después de que en 2007, la princesa del pop tuviera una crisis emocional tras su divorcio con Kevin Federline, padre de sus hijos.

En ese año, se vio cómo la cantante rapó su cabeza y agredió una camioneta tras ser acosada por los medios de comunicación.

Ante los hechos, Jamie Spears revelaría que Britney Spears sufría demencia y necesitaba ser su tutor legal para que nadie se aprovechara de la fortuna de la cantante.

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.