Miembros LGBT de la realeza, ¿de la incomodidad a la aceptación?
Wikimedia Commons

A través de los años, la realeza se ha distinguido por llevar a raja tabla protocolos sobre la vida social y política de sus miembros, pese a que sus preferencias sexuales dictaran lo contrario.

La diversidad sexual ha existido desde tiempos inmemoriales, sin embargo, en algunas esferas estaba prohibido mostrarla, razón por la cual sus encuentros amorosos y su identidad sexual se mantenían fuera del foco, pero los rumores siempre estuvieron en el aire.

Ellos fueron los miembros LGBT de la realeza, ¿de la incomodidad a la aceptación?

Felipe I de Orleans

El hermano menor del rey Luis XIV fue quizás el único en la corte en gozar del privilegio de vivir abiertamente su sexualidad. Incluso su madre lo apoyaba le decía “mi pequeña niña”, al estar siempre vestido con prendas femeninas.

Pese a que tenía el apoyo total de su familia, la corte de Versalles se encandalizaba cuando Felipe aparecía en los bailes reales vestido como pastora o campesina.

Es considerado como “el abuelo de Europa” debido a que se casó dos veces y su descendencia ocupó lugares importantes de las casas reales de la época.

Felipe I de Orleans
Wikimedia Commons

Anne Lenard

La Condesa de Sussex se casó con Thomas Lennard, primer conde de Sussex, a su vez tenía una relación sentimental con Hortense Mancini. Cuando el esposo se enteró de sus encuentros, la recluyó en un convento de París.

También te puede interesar: Hilary Duff y otros actores de Hollywood que son descendientes de la realeza

Félix Yusúpov

De acuerdo con historiadores del “príncipe más hermoso de Europa”, a sus 12 años se vestía con la ropa de su mamá y para cuando alcanzó la mayoría de edad participó en espectáculos burlescos de San Petersburgo.

Ana de Gran Bretaña

Ana fue la primera reina de Gran Bretaña, contrajo matrimonio con el príncipe George de Dinamarca y mantuvo una relación apasionada con Sarah Churchill, su dama de compañía y esposa del duque de Marlborough.

Todos en la corte sabían de su amorío y pedían favores a Sarah con el fin de que ella influyera positivamente en la reina.

George de Grecia

Algunos rumores de la época encontrados por historiadores mencionan que Jorge mantenía una relación secreta con su tío Valdemar de Dinamarca, que inició cuando él tenía 14 años y fuen enviado por sus padre a la marina danesa, un romance que mantuvo por años.

La única que daría fe de la sexualidad de Jorge sería María Bonaparte, sobrina nieta de Napoleón I, quien dijo que su matrimonio no llegó a consumarse y que nunca recibió un beso de él en los labios.

Cristina de Suecia

Cristina se mantuvo en el trono por 22 años, nunca se casó, pero mantuvo una relación secreta con su prima, Ebba Sparre, a quien apodó como su “compañera de cama”.

Cristina de Suecia
Wikimedia Commons

También te puede interesar: “We Didn’t Start the Fire”: la letra que pocos pueden recordar de Billy Joel

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.