Protocolos que debe seguir una mamá de la realiza
ANDREW COWIE/AFP

Ser mamá implica un trabajo de 24 horas por 7 días, no hay un momento del día en el que una mujer deje de serlo, por otro lado, ser “mamá royal” (a los ojos del mundo) podría ser catalogado como algo fácil ya que están rodeadas de muchas personas, pero lo cierto, es que podría llegar a ser igual que ser una “mamá normal”.

  Antes del año 1981, las mamás reales se encontraban bajo un protocolo riguroso sobre la forma en la que se debían comportar y qué debían hacer respecto a la crianza de sus hijos, sin embargo, debido a la princesa Diana, algunas reglas quedaron atrás, pues fue la primer mujer de la realeza en ser una mamá cálida, espontánea y cercana para William y Harry, algo que sin duda contribuyó para ser las personas que son en la actualidad.

Lady Di marcó un antes y después en la crianza de los niños royals, gracias a ella se permitieron grandes cambios en el protocolo y ahora incluso la Reina Isabel II apoya el ímpetu de las madres royals modernas de formar parte activa en la crianza de sus hijos.

Reglas para una mamá royal

La Reina debe ser la primera en saberlo

Antes de avisarle a cualquier otra persona sobre el embarazo, la primera que debe enterarse de la buena nueva, debe ser la Reina Isabel II, lo mismo sucede al momento del nacimiento.

También te puede interesar: El vestido de bodas de la princesa Diana tendrá su propia exhibición

La noticia del embarazo debe ser pública

Aunque varias quisieran llevar su embarazo con suma privacidad, la noticia debe publicarse en los medios oficiales de la Familia Real después del tercer mes de embarazo, nada de publicaciones exclusivas.

Vestimenta

Para las mujeres de la realeza, el escote es un elemento prohibido en las reglas de etiqueta y cuando están embarazadas esa regla se endurece, pues es en la etapa de gestación cuando los senos se hacen más grandes debido a la lactancia.

El parto

Antes las mujeres embarazadas debían dar a luz en su casa, ahora gracias a la princesa de Gales, que fue la primera en decidir tener a sus hijos en el Hospital St. Mary, en Paddington, Londres, las royals tienen a sus hijos en el mismo hospital, en el ala privada. Es ahí donde nació el príncipe George, hijo de Kate y William.

El parto debe ser con total privacidad, los especialistas presentes en el momento del nacimiento están obligados a no revelar ningún secreto sobre el proceso.

También te puede interesar: 10 datos curiosos que no sabías sobre el príncipe Felipe, duque de Edimburgo

Lactancia materna

La reina Victoria solía decir que amamantar era “la ruina de las jóvenes y refinadas”, por lo que antes estaba estrictamente prohibido hacerlo, incluso en los siglos XVIII y XIX cuando alguna madre real se le ocurría hacerlo, se creaba una gran controversia al respecto.

En la actualidad, la lactancia se ha vuelto esencial, otro gran avance que se obtuvo gracias a la princesa Diana, pues fue la primera en la realeza que amamantó a sus hijos, un hecho que fue bastante apoyado por la gente.

Niñeras

Los miembros de la realeza estaban obligados a contratar los servicios de una niñera que pudiera ayudar en el cuidado y crianza de los niños, además de que se les asignaba horarios justos de máximo media hora para que los pequeños vieran a sus padres, por ello es que los hijos de los royals llegaban a tomar más aprecio por las cuidadoras que por sus propios padres.

Ahora, a pesar de que la presencia de la nanny sigue en las casas reales, los niños tienen total libertad de acercarse a sus padres cuando quieran, incluso las muestras de cariño familiares en público no están tan prohibidas como antes.

También te puede interesar: Ella es la princesa que habría sido racista con Meghan Markle

Institutrices

Que los niños royals fueran a escuelas ordinarias años atrás era una aberración, ahora los pequeños además de tener una persona que les ayuda con su educación en casa, acuden a la escuela, son tratados como niños normales y hasta sus papás los han acompañado a su primer día de escuela, así como los duques de Cambridge, Kate y William han llevado al príncipe George y a la princesa Charlotte a su colegio, algo insólito para la realeza británica.

¿Qué opinas de las reglas para el comportamiento de una mamá royal?