Actualidad

Los maestros y la educación

Por: Redacción CENTRAL 16 mayo 2016 • 1 minutos de lectura

Entre el estado laico, la educación privada y la estructura magisterial, las problemáticas se han hecho presentes

Compartir:

Antiguo Colegio de San Ildefonso, fundado por los jesuitas, primera sede de la Escuela Nacional Preparatoria.

Por: Joseba Velázquez (filósofo y maestro de Historia)

La historia de la educación en nuestro país, parte del sistema educativo del imperio mexica y sus templo-escuelas, el calmécac (para los nobles) y el telpochcalli (para el pueblo); a la época colonial y los diversos tipos de enseñanza que ahí se dieron: como la evangelizadora y el adiestramiento en artes y oficios; hasta la universitaria, en la Real y Pontificia Universidad de México (1551), origen de la Universidad Nacional Autónoma de México –una de las mejores 100 universidades del mundo y la más importante de Latinoamérica–; y la creación de La Escuela Nacional Preparatoria, por Gabino Barreda en 1868, en el edificio del Antiguo Colegio de San Ildefonso, que fue fundado por jesuitas.

El siglo XIX y primera mitad del XX –cuando era necesario construir una identidad y establecer la idea de pertenencia a una nación– no estuvo exento de luchas de poder y choques ideológicos (liberales y conservadores), así poco a poco se fue asentando el Estado y no el clero como encargado de la educación.

Desde luego que, a pesar de su robusta institucionalidad, la educación en México es un tema complejo, pues al tiempo que contamos con universidades y escuelas que compiten con las mejores del mundo, también representa un problema social cargado de dificultades políticas, económicas y culturales. He ahí el déficit en infraestructura, los más de 8 millones de adultos que no saben leer ni escribir, niños que se ven obligados a dejar la escuela para trabajar, así como maestros mal preparados y mal pagados, lo que es injusto e incongruente, en la medida que son ellos quienes forman a nuestros hijos, a los futuros encargados de dirigir este país.

Al mismo tiempo, entre nuestros estudiantes, educadores, científicos, filósofos, humanistas y artistas hay destacados ejemplos que han sido reconocidos por las más altas autoridades internacionales en distintas áreas del saber, entre lo que se cuentan tres Premios Nobel (Alfonso García Robles, Paz; Octavio Paz, Literatura; Mario Molina, Química) y un sinfín de pensadores, inventores y creadores que han regalado al mundo grandes avances científicos y tecnológicos.

Si quieres leer el artículo completo lo puedes hacer en la edición de mayo de Revista Central. También tenemos app para iPad .

×
X