tendencias-alimentarias.jpg

Alrededor de los años 80s y 90s, la tendencia en cuanto a dietas, eran los planes hipocalóricos no saludables y muy poco sostenibles con el tiempo, porque la cantidad de alimentos permitidos era ridícula y morías de hambre todo el día. Además, para poder lograr esas dietas, la mayoría de las veces, se acompañaban de pastillas supresoras de apetito mejor conocidas como anfetaminas. Y es que los cuerpos a los que se aspiraba en esos tiempos eran sumamente delgados y sin ningún tipo de tono muscular.

  Una década después empieza a haber más conciencia y conocimiento sobre los afectos negativos del uso de pastillas para bajar de peso y más información sobre la alimentación. Así es como empieza el boom de los clubes para bajar de peso por medio de dietas de equivalencias o puntos, ¿se acuerdan? Esto fue un gran avance porque nos empezamos a educar sobre el valor calórico de los alimentos y los momentos de consumo, así como de las equivalencias o “puntos” que tenía cada grupo nutrimental.

De ahí hay un salto gigantezco a la tendencia de dietas paleolíticas “Paleo” o keto y empezamos a concientizarnos sobre alimentos menos procesados y sin exceso de azúcares. Ahora, los cuerpos a los que se aspira, son cuerpos delgados, pero si o sí con tono muscular, ya no se busca la delgadez extrema. Estas dietas precursoras nos dan pie a las tendencias actuales del ayuno intermitente y a planes que tengan una correcta combinación de alimentos.

ayuno-intermitente.jpg

En estas dos tendencias que ya llevan un tiempo y que prometen seguir a la vanguardia por un rato más, vemos una cultura por alimentos sin excesos de calorías, azucares o sodio, pero sobre todo, a reducir los tiempos de comidas en un día además de no combinar ciertos grupos de alimentos para contribuir a una mejor digestión y asimilación de los alimentos.

En resumen, estas tendencias buscan darle al cuerpo menor saturación, menos mezclas innecesarias y en cambio, darle mas orden y mejores espacios de tiempo de asimilación al cuerpo para no estarlo haciendo trabajar a marchas forzadas todo el tiempo.

¿Qué es el Fasting o ayuno intermitente?

El ayuno intermitente es un término que describe los periodos de ayuno y alimentación y es una de las intervenciones alimentarias más antiguas del mundo. No es una dieta en sí, pero se puede utilizar junto con alguna dieta calórica y esto nos ayudaría a perder peso y mejorar la salud.

El fasting busca reducir los tiempos de comida para que el cuerpo tenga mayor posibilidad de quemar grasa almacenada en lugar de quemar los alimentos ingeridos; en resumen, estamos optimizando la energía y la quema de grasa del cuerpo.

Puedes hacer tu primer alimento del día a las 12:00 pm y terminar tu ultimo alimento a las 8:00 pm, este horario nos da una ventana de 8 horas de alimentación. Otras personas prefieren empezara a comer a las 10:00 am y terminar de comer a las 6:00 pm.
Cada quien lo puede personalizar, siempre y cuando, la ventana sea de 6 a 8 horas y no esté muy pegada a la noche, ya que es cuando el cuerpo se prepara para descansar y regenerarse además de que la insulina es cuando esta más elevada.

dietas.jpg

¿El fasting solo sirve para perder peso?

No, en lo absoluto, de hecho, el perder peso es una consecuencia de mantener a la insulina en equilibrio. El fasting tiene innumerables beneficios como estos:

· Revierte la Diabetes
· Promueve la perdida de peso
· Mejora la salud cerebral
· Reduce la inflamación abdominal
· Aumenta la longevidad
· Desintoxica
· Mejora la digestión y el sistema inmunológico
· Regula los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial

El ayuno es gratis, no se debe de planificar y no quita tiempo.

¿Qué si se vale y qué no se vale?

Sí se vale comer frutas, verduras, granos, cereales, semillas proteínas de calidad, ya sea animales o vegetales. Todo esto es una alimentación que satisface.

¿Qué no se vale? Los atracones de comida en tu ventana alimenticia, el abuso de la cafeína o una alimentación pobre.

Diferentes programas o aplicaciones muestran el fasting como una posibilidad para poder comer lo que se quiera siempre y cuando esté en tus horarios y eso definitivamente no va a ayudarnos. Se trata de ayudarnos a trabajar con el cuerpo no en contra el cuerpo.

bajar-de-peso.jpg

¿Quién puede hacer Fasting?

El 80% de la población es candidata para hacer ayuno intermitente. Las personas que no son candidatas son:

· Los niños
· Las mujeres embarazadas
· Las mujeres lactando
· Personas con muy bajo peso
· Y personas que deban tomar medicamentos que se deben de consumir en la mañana con alimentos como la metformina, esos casos se tendrían que revisar directamente con su médico.

Así que es momento de invertir en una buena alimentación y en la creación de habitos saludables para no gastar en enfermedad.

Contacto

IG: @veronicampuzano

Te podría interesar: ¿Cuáles son los síntomas de la variante Ómicron?

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.