Bienestar

Cómo leer las etiquetas si vives con diabetes

Por: Marilú Morales 13 noviembre 2023 • 5 minutos de lectura

El tratamiento de la diabetes es integral, comprende el estilo de vida, donde se incluye la alimentación y la actividad física, como la toma de medicamentos.

Compartir:

Cómo leer las etiquetas de los productos si vives con diabetes
iStock

Aproximadamente 537 millones de adultos, de entre 20 y 79 años, viven con diabetes, una cifra del año 2021 que según estimaciones de la Federación Internacional de Diabetes (FID) se incrementaría sustancialmente a 643 millones para el año 2030.

En México, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2021, arrojó que poco más de 12 millones de personas padecen diabetes, posicionándose como la segunda causa de mortalidad en el país, no por la enfermedad en sí, sino, debido a los múltiples problemas de salud que genera en las personas que la padecen.

De acuerdo con el Dr. Arturo Torres y Gutiérrez Rubi, Médico Internista y Profesor de Postgrado de la UNAM, la diabetes es la causa más frecuente tanto de ceguera como de amputación no traumática y la causa número uno de falla renal que amerita diálisis.

La diabetes es una enfermedad crónica que se genera cuando el cuerpo pierde la capacidad de usar de forma adecuada los azúcares, gracias a una carencia parcial o total de la hormona insulina, o bien, a que esta última no cumple su función.

La insulina posibilita que la glucosa entre a las células para ser utilizada como fuente de energía. Si la insulina es escasa o funciona mal, la glucosa se acumula en la sangre y produce niveles elevados de glucosa en la sangre (hiperglucemia).

Según con información de la Federación Mexicana de Diabetes, existen tres tipos: diabetes tipo I (infantil), una alteración del sistema inmunológico que destruye las células pancreáticas que secretan la insulina; diabetes gestacional, se desencadena durante el embarazo; y la diabetes tipo II, en la que por lo general están implicadas la obesidad, una dieta desequilibrada (alta en calorías y rica en azúcares simples) y factores genéticos.

El tratamiento de la diabetes es integral, pues comprende desde el estilo de vida, donde se incluye la alimentación y la actividad física, como la toma de medicamentos.

Diabetes

Productos para diabéticos

La vida de una persona diagnosticada con diabetes es normal a la de cualquier otra que no tenga la afección con un correcto seguimiento de su evolución y existen ciertos artículos que ayudan al paciente a que el camino con diabetes sea más cómodo.

En la actualidad, las marcas han puesto su atención en lanzar al mercado productos para diabéticos que van desde postres para aminorar los antojos supliendo el azúcar refinada con otras opciones más naturales como la stevia, hasta medias y cremas para minimizar las dolencias de pies hinchados o estimular la circulación de la sangre.

La Federación Mexicana de Diabetes (FMD), reconoce productos de uso cotidiano aptos o adecuados dentro del estilo de vida de las personas con diabetes. Por ejemplo, ubica a los calcetines de las marcas “Cannon”, Preven-t y Gadelli como opciones adecuadas para el cuidado de los pies diabéticos.

Sin embargo, cuando nos referimos a productos comestibles, la FMD no tiene registros avalados aún, aunque sí que hay algunas opciones de chocolates, postres y comida preparada en el mercado.

De acuerdo con la Asociación Mexicana para la Diabetes (AMD), la oferta en postres y comida es escasa, por lo que las pocas opciones existentes, tienen un costo elevado. Según cifras de la Consejería Agrícola de Chile en México, la mercancía importada proviene en un 63% de Estados Unidos y de la Unión Europea.

La OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomiendan el consumo de azúcares libres de 50 gramos, aunque es mejor si se reduce a 25 gramos al día.

Pese a que muchas veces se dice que los productos endulzados con stevia o con fruto del monje, son los más idóneos para las personas con diabetes, lo cierto es que, pueden tener agregado otro ingrediente como carbohidrato para mejorar el sabor y por tanto, no ser tan seguro para ellas.

De ahí que sea crucial aprender a leer las etiquetas de los productos que queremos llevar a casa.

ABC de las etiquetas

La Asociación Americana de la Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) ofrece una guía rápida para leer las etiquetas:

Tamaño de la porción

Toda la información en la etiqueta se basa en el tamaño de porción indicado.

Cantidad por porción

Utilice estos números para comparar etiquetas de alimentos similares.

Carbohidratos totales

El total de carbohidratos en la etiqueta incluye los tres tipos de carbohidratos: azúcar, almidón y fibra. Es importante utilizar los gramos totales al contar los carbohidratos o elegir qué alimentos incluir. Debajo de los carbohidratos totales (carbohidratos), encontrará un desglose de los tipos de carbohidratos en los alimentos.

Azúcar añadido

Uno de los tres tipos de carbohidratos en los alimentos es el azúcar que se agregó durante el procesamiento (como en las galletas, los dulces y los refrescos). Dextrosa, fructosa, lactosa, azúcar de mesa, azúcar de remolacha, miel, jarabe de maíz, turbinado y agave son sólo algunos de los muchos nombres de los azúcares añadidos .

De acuerdo con la edición de mayo 2023 de la Revista del Consumidor, el aspartame y el acesulfame K son 200 veces más dulces que el azúcar, la Sucralosa puede llegar a ser 600 veces más dulce que el azúcar, mientras que la estevia lo es 300 veces más y el ciclamato de sodio, es 30 veces más dulce que el azúcar.

Vivir con diabetes

Fibra

La cantidad de fibra que necesitas depende de tu edad y sexo. Los adultos sanos necesitan entre 25 y 38 gramos de fibra al día en promedio.

Alcoholes de azúcar

Son un tipo de sustituto del azúcar que tienen menos calorías por gramo que los azúcares y los almidones. El sorbitol, el xilitol y el manitol son ejemplos de alcoholes de azúcar. Los alimentos que contienen alcoholes de azúcar no necesariamente son bajos en carbohidratos o calorías.

Grasas

En general, cuando se trata de grasas, trate de reemplazar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas o grasas trans por alimentos ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Sodio (sal)

No afecta el azúcar en sangre. Sin embargo, el exceso de sodio en la dieta aumenta el riesgo de hipertensión arterial y enfermedades cardíacas.

Por otra parte, la ADA, recomienda preferir en cantidades moderadas bayas como los arándanos y las fresas para satisfacer los gustos por lo dulce, y que pueden aportar más antioxidantes, vitaminas K y C, potasio y fibra, a diferencia de los productos para diabéticos en el supermercado.

En 2015, la Profeco hizo un especial sobre los productos aptos para diabéticos en donde ubicó a la bebida de almendras: Blue Diamond Almonds Breeze y la gelatina de la marca JELL-O Light como mejor catalogados. Puedes ver el informe completo aquí.

Recuerda que en cuestión de alimentación, es importante acudir con un nutriólogo para que te proporcione un plan alimenticio personalizado y dé las mejores opciones sobre postres que puedes adquirir o hacer en casa.

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.

×
X