Mozart
Orion Pictures

¿Qué es lo primero que piensas cuando escuchas la palabra “rockstar”? Mas allá de las chamarras de cuero, la actitud rebelde y los excesos, que es solo la punta del iceberg, pues la forma de vida del Rock and Roll suma todo esto y más, especialmente cuando hablamos de las súper estrellas que eventualmente se convirtieron en leyendas, dándose a notar por sus excentricidades y comportamientos con los que solo estas personas se pueden salir con la suya, sin importar los millones de dólares que se tengan que pagar, contando no solo el alcohol, posiblemente las drogas y el sexo desenfrenado por el que se han plasmado en la pantalla y en los tabloides de chismes las hazañas de las estrellas en la música que viven una vida muy fuera de órbita, algunos incluso sufriendo tarde o temprano las consecuencias de esta forma de vivir sumada a las extenuantes giras, entrevistas, eventos y grabaciones que implican el lado profesional de la música, muchas veces sobajándose a la terrible decadencia que el lado oscuro de la fama puede ofrecer, inmortalizándose su biografía en la música que dejaron atrás en los oídos de los fans. Que si al leer esto pensaste en rockeros que alcanzaron la fama hace algunas décadas, déjame revelarte un secreto, ellos no inventaron el estilo de vida característico del rock, pues muchísimos años antes que ellos, un pequeño hombre de Viena se convertiría en el primer rockstar con sus excentricidades y acelerado estilo de vida: Wolfgang Amadeus Mozart.

Te puede interesar: Por qué nos atraen los rockstars, según la ciencia

En este momento seguramente te preguntarás: “¿por qué Mozart? Si en sus tiempos no existían los medios de comunicación masiva y la inexistencia del radio o la televisión no permitirían que, tanto su música como su vida personal, fueran difundidas al público en general para que Mozart toque el status de “estrella de rock”, sin embargo, existen muchísimas razones históricas por las cuales este genio del Clasicismo también es el padre indirecto del rock, de la música pop y hasta algo de punk tiene la corta, pero épica trayectoria del gran Amadeus.

Sus excentricidades

En buena medida, es bien sabido que Mozart era un hombre sumamente excéntrico, desde su peculiar y rimbombante estilo de pelucas color pastel con las que destacaba entre todos los músicos, sumado a sus vestimentas siempre elegantes y al último grito de la moda que nos recuerda a los atuendos que solamente estrellas de la talla de David Bowie o Prince se atreverían a usar, sumado a su personalidad alegre y explosiva que ayudaba muchísimo a su baja estatura y rostro promedio.

Mozart y David Boxie
Mozart y David Bowie

Él quería hacer música para todos

En esos tiempos, la mayor parte de la música estaba creada para las élites y las cortes de la aristocracia, sin embargo, desde las enseñanzas de su padre (que no era perita en dulce, pues el tuvo bastante que ver con que Amadeus terminara en la quiebra) quién le decía a Wolfgang que compusiera “música para todos”, hasta la apertura sus obras a todo tipo de público, Mozart definitivamente fue pionero en la creación de la música popular.

¿Qué tienen en común Mozart y Michael Jackson?

Mozart y Michael Jackson tiene más en común de lo que te puedes imaginar, pues ambos fueron niños prodigios que desde una edad muy temprana empezaron a hacer giras, además que antes de la pubertad ya eran celebridades a nivel internacional, sumado a esto, ambos tuvieron una fuerte figura paternal fuerte en Leopold Mozart y Joe Jackson, que aunque el primero no golpeaba terriblemente al pequeño Wolfgang, si se encargó de amasar la fortuna del pequeño Amadeus y al final se lo quedó todo, heredándole las regalías de Mozart a su hermana, Maria Anna, quién también era una músico excepcional, al igual que Janet Jackson.

Mozart y Michael Jackson
Michael Jackson y Mozart de niños

Te puede interesar: No eres tú, es la #música

Su sentido del humor

Mozart siempre destacó por su humor vulgar y escatológico, incluso llegó a componer una pieza en canon a 6 voces titulada “Leck mich im Arsch”, que se traduce como “Lámeme el culo”.

Mujeriego pero romántico hasta el final

Aunque Mozart no era especialmente guapo, siempre destacó por su gusto en cortejar mujeres, hasta que contrajo matrimonio con su esposa, Constanze Weber.

Esposa de Mozart
Wikimedia Commons

Dejó un trabajo estable para apostarlo todo

No hay nada más punk rock que rebelarse a la autoridad y esto sucedió cuando Mozart entró ala edad adulta al regresar a Salzburgo, donde encontró un trabajo fijo como compositor para la corte de un arzobispo quisquilloso que trataba a Wolfgang con la punta del zapato, así que, cansado de que no apreciara su genialidad, Mozart decidió dejar su puesto y literalmente fue pateado en la puerta y apostarlo todo para ir a Viena a probar suerte.

¡Ese es el espíritu del Rock and Roll!

No solo son estas razones las que hacen a Mozart toda una estrella de rock, pues sumado a su inusual uso de melodías, sus excesos y su muerte prematura también suman al hecho de haberse posicionado como la primer leyenda de la cultura pop.

Te puede interesar: Las ventajas de aprender música tocando para otros

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.