Foto Instagram
noviembre 15, 2019 11:07 AM
Redacción Central
Realeza Revista Central

Una empleada de Harrods revela sus secretos

Inés Bonanata de 90 años, compartió varias experiencias que vivió siendo empleada de Harrods Buenos Aires por más de 30 años.

Por Brisa Granados 

Inés Bonanata fue contratada por la empresa el 8 de noviembre de 1948, a los 19 años. Recuerda que dentro de Harrods no podía tutear ni a sus compañeras; que Tita Merello tenía fama de clienta difícil. Que Borges iba a la tienda acompañado de su mamá, y a Bioy Casares comiendo en el restaurante del tercer piso. 

Foto Instagram
Foto Instagram

Para ella entrar a Harrods era como pisar otro mundo: uno de escaleras de mármol, pisos de roble de Eslavonia encerados a diario y elevadores con apliques de bronce manejados por ascensoristas. 

Foto Instagram
Foto Instagram


En donde era posible cobrarle a Victoria Ocampo con sus famosos anteojos de marco blanco, o asesorar a la madre de Soledad Silveyra sobre la ropa de su hija. O enfrentarse a las pocas ganas de esperar de Tita Merello. 

Inés recuerda que había 1.300 empleados y había de todo: telas por metro, pieles, guantes y pañuelos, bombonería, cigarrería y pastelería que se elaboraba en el cuarto y el quinto piso. Ella empezó en Tesorería, para diez años más tarde formar parte del equipo de vendedoras de la sección Lencería. 

Foto Instagram
Foto Instagram


Hace dos décadas fue cerrado el famoso almacén en Buenos Aires, pero actualmente su emblemático edificio está siendo restaurado por el famoso restaurador Ángel Amando Piccolo. Y se pretende que la tienda sea reabierta en 2020.