El misterio sobre por qué Lady Di no usó tacones en su boda con el Principe Carlos

Todo lo que tenga relación con la Princesa Diana sigue causando furor a pesar de que han pasado 24 años de su muerte.

La boda de Diana Spencer con el príncipe Carlos ocurriño el 29 de julio de 1981 y fue una de las más esperadas en la historia de la realeza, no solo por la unión que representó, también por el gran y espectacular ajuar de novia que usó la princesa, que ha sido referencia e inspiración para otros vestidos de novias, como el de Mariah Carey cuando se casó con el productor Tommy Mottola en 1993.

  El vestido de Lady Di fue una auténtica glamurosa maravilla del diseño, que emula a los elegantes outfits nupciales al estilo de las princesas de Disney, sin embargo, un detalle que pasó desapercibido en aquella época, fueron los zapatos que usó la mamá de William y Harry para ese día tan especial.

Diana de Gales era una fashionista adelantada a su época, amaba lucir y combinar distintos estilos de prendas para lograr su sello único, por lo que los high heels eran su adoración y formaban parte esencial de su outfit (incluso, años más tarde se sabría que su diseñador favorito era Jimmy Choo), los cuales no pudo usar el día de su boda debido a un riguroso protocolo real que prácticamente la obligó a dejar de lado las zapatillas para usar zapatos bajos.

¿Protocolo riguroso o machismo?

La princesa Diana medía 1.78 metros, la misma estatura que el príncipe Carlos de Gales, razón por la cual usaba en todos los eventos sociales y públicos, zapatos bajos para no opacarlo en caso de que se llegara a ver más alta.

Varias fuentes que respaldan a la corona británica, han excusado la razón por la que Diana da la apariencia de verse más baja, “una cuestión de protocolo”, aunque no exista ninguna publicación oficial de la realeza que de garantía de que el hombre debe verse siempre más alto.

Algunos otros como el profesor en sociología, Philip Cohen, manifiestan que la relaciones de imágenes oficiales de Carlos y Diana, dan una idea social de que la mujer siempre debe ser el sexo débil y el hombre es simbolo de fuerza y dominación, ideas que han ido cambiado en la actualidad.

También te puede interesar: El vestido de bodas de la princesa Diana tendrá su propia exhibición

Por ello, en la boda real celebrada aquel verano de 1981 en la Catedral de San Pablo, en Londres, Diana de Gales, llevó zapatos bajos, para no lucir más alta que Carlos.

Los zapatos que se subastaron en 30 mil libras

Los míticos zapatos de bodas diseñados por el zapatero Clive Shilton y confeccionados a mano durante 6 meses de arduo trabajo, llevaron 542 sequinas, 132 perlas, satín y encaje, además lucir un detalle en los arcos en forma de corazón que unían las letras ‘C’ y ‘D’ en honor a los nombres de ‘Carlos’ y ‘Diana’.

Se vendieron en 2019 por la casa de subastas, Kerry Taylor Auctions, en 30 mil libras. A pesar de que en aquél mítico día los zapatos no pudieron observarse a detalle debido al gran largo del vestido de bodas de Lady Di.

También te puede interesar: 3 tendencias de belleza de la princesa Diana que seguimos luciendo en 2021

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.