Nalgadas de niños, inestabilidad mental de adulto
iStock

En muchas partes de México y el mundo aún se siguen utilizando las nalgadas, pellizcos y empujones como un método para corregir la actitud y la indisciplina de los niños.

  Cada que un niño se comporta mal o desobedece, es escarmentado con un golpe para enseñarle la lección de lo que no se debe hacer.

Sin embargo, aplicar este método de castigo no solo es ineficaz, sino que también genera dolor en los pequeños y puede causar problemas mentales en la edad adulta.

De acuerdo con un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Michigan, la violencia física durante la infancia puede causar traumas en las personas al momento de crecer.

Incluso, estos traumas y problemas mentales pueden florecer sin una “razón aparente” durante la adultez.

También te puede interesar: Las 5 dietas más populares y peligrosas de internet, ¡evítalas!

razones para no dar nalgadas

Las consecuencias de las nalgadas

Para descubrir cuáles son los efectos de las nalgadas y la violencia física durante la infancia, los psicólogos estudiaron 8 mil 300 personas, entre los 19 y los 97 años.

En el grupo, el 55% reveló haber sufrido algún tipo de violencia física durante su infancia, con el fin de disciplinarlos.


Pero lo que llamó más la atención de los científicos es que, las personas que sufrieron golpes durante la infancia, mostraron episodios de depresión e incluso intentos de suicidio en la adultez.

Los psicólogos concluyeron que la violencia durante los primeros años de vida puede crear adultos con depresión, ansiedad, sentimientos de culpa, trastornos de personalidad e incluso suicidio.

¿Existen golpes que lastiman más?

Además de los efectos de los golpes en la niñez, los investigadores lograron identificar dos tipos de violencia causada por los padres: los que se hacen con afán de causar dolor sin lastimar, y los que se ejecutan con la finalidad de lastimar y causar miedo.

Los científicos encontraron que el primer tipo de violencia no genera ninguna consecuencia física, en comparación con la segunda.

Sin embargo, las dos pueden causar problemas mentales en la edad adulta.

Una forma de disciplinar a los niños sin golpes es mediante establecer reglas, platicar y hablar de las consecuencias, como no permitir jugar videojuegos o cancelar una actividad.

¡No más nalgadas!

violencia en la infancia

También te puede interesar: La viuda negra, la trágica historia de la primera Miss México

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.