depresion posparto
iStockPhoto

La mayoría de las embarazadas nos preparamos para disfrutar los nueve meses más increíbles con la llegada de nuestro bebé, pero, ¿qué hay del momento del posparto?

  Los días posteriores a la llegada del bebé que tanto hemos deseado se supone deben ser de los mejores días de nuestra vida, pero para muchas no ha sido así…

Tuve el embarazo más bonito del mundo, esperaba la llegada de mi hijo con toda la emoción; pero, después de que nació, todo en mí cambió. Estaba feliz de tener a mi bebé conmigo; sano y fuerte, pero yo... yo me sentía fatal física y emocionalmente. No entendía por qué si tenía a mi bebé que tanto había deseado, me sentía tan triste.

mujer con depresion postparto
iStockPhoto

Te puede interesar: Depresión: cómo combatir los mitos y el "échale ganas”

Tuve miedo de salir del hospital y empezar esta nueva vida con una personita tan pequeñita que dependía de mí al cien. Tenía una gran ansiedad por el cuidado de mi hijo. Sentía un gran vacío y no entendía por qué lloraba todo el tiempo, me sentía horrible físicamente, ya mi cuerpo era otro; me veía al espejo y lloraba, además de ver cicatrices y el dolor que me estaba sobrepasando. Pero, sobre todo, no me sentía buena mamá.

La angustia de que a mi hijo le pasara algo me sobrepasaba. Mis pensamientos eran catastróficos. Pensaba que no volvería a dormir, pensaba que mi vida social y profesional ya no existiría, pero, a la vez, me deprimía pensar que tendría que dejar en unos meses a mi bebé mientras yo tenía que irme a trabajar. Todas estas emociones me tenían realmente decaída y hacían sentirme la peor mamá.

Los cambios hormonales que se sufren después del parto son verdaderamente dramáticos, pero no nos preparamos para ese momento y, con el rush de ser mamá primeriza, no prestamos atención a esa GRAN ALTERACIÓN que pasamos nosotras como mamás.

madre feliz con su bebe a pesar de la depresion posparto
iStockPhoto

Te podría interesar: Lo que no se habla de la depresión postparto

Así que si estás embarazada o en el proceso de, pon atención en el posparto, prepárate como lo harías para la etapa del embarazo y la llegada de tu bebé.

- Medita durante y después del embarazo, esto te va a ayudar a mantener en equilibrio cuerpo y mente, y tendrás un gran conexión contigo.

- Ten un cuaderno de gratitud, donde escribas todo aquello que agradeces que tienes en tu vida, verás que te ayudará a darte cuenta de todo lo bueno que te rodea y los pensamientos negativos irán disminuyendo

- Descansa, el cansancio produce más depresión.

- Consiéntete, ten un tiempo para ti; puede ser incluso tomar una taza de té tranquilamente en tu sillón.

- Acepta ayuda de amigos y familiares cuando tu bebé nazca.

- Limítate en ver redes sociales, por experiencia te puedo decir que fue algo que a mí me afectó emocionalmente.

- Lee algo que te interese, escucha podcasts, temas positivos (no tiene que ser necesariamente algo sobre la maternidad)

Recuerda tener espacios para ti; ya sean lecturas, podcasts, series, baños tranquilos... algo tuyo, algo que te identifique como tú, como mujer y no solamente como mamá.

Si la tristeza, ansiedad, depresión continúan por mucho tiempo, busca ayuda profesional.

Te podría interesar: Por qué se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.