Dia de Muertos y Halloween dos maneras de recordar a los difuntos

En el filme El prisionero de Azkaban, la tercera entrega de la saga dedicada a las aventuras de Harry Potter, hay una escena que se ha convertido en una de las favoritas de muchos: muestra “Honeydukes”, una dulcería que ofrece una gran variedad de golosinas, además de fabricar su propio chocolate, pero que sirve también de pasadizo mágico para comunicar la aldea inglesa de Hogsmeade con Horwarts, el famoso colegio para brujas y magos. En el centro del mostrador del local, junto a paletas ácidas e hilo dental con sabor a menta, se exhiben… ¡calaveritas de azúcar!, el dulce típico del Día de Muertos en México.

  La razón de ello es que, simplemente, el director de la película, el mexicano Alfonso Cuarón, no se resistió a introducir un elemento característico de la cultura popular de México para hacer un guiño a los espectadores.

Probablemente las celebraciones de la cultura popular occidental dedicadas a los muertos más conocidas en el mundo sean Halloween y el Día de Muertos mexicano, que se celebran con muy poca diferencia: el festejo de origen celta, el 31 de octubre, mientras que la celebración mexicana tiene lugar los días 1 y 2 de noviembre.

El Halloween (contracción de All Hallows evening, que significa literalmente “víspera de Todos los Santos”) se celebra tradicionalmente en el mundo anglosajón, principalmente en Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda y Canadá. Se trata de una festividad muy probablemente de origen pagano, que tiene lugar la víspera de un festejo muy importante para las Iglesias cristianas: el dedicado a las almas que, habiendo expiado sus culpas en el purgatorio, se han santificado y se han ganado la vida eterna.

calaveras de dia de muertos

Te puede interesar: ¿Qué significan los adornos en casa durante el Día de Muertos?

Antiguos festivales celtas

Algunas tradiciones de Halloween se cree que pueden haber sido influenciadas por los antiguos festivales celtas dedicados a las cosecha s, particularmente el festival gaélico Samhain , de raíces paganas ; varios investigadores afirman que puede ser producto del sincretismo originado por la cristianización del Samhain como Día de Todos los Santos , junto con su víspera, por la Iglesia primitiva . Otros estudiosos creen, sin embargo, que Halloween comenzó únicamente como una fiesta cristiana , siendo la vigilia del Día de Todos los Santos.

Los rituales característicos de Halloween incluyen disfrazarse para causar miedo a los demás, asistir a fiestas con tales disfraces, pedir dulces o travesuras de casa en casa (actividad favorita de los más chicos), tallar calabazas, encender hogueras , menear manzanas , participar en adivinanzas, hacer todo tipo de bromas y contar historias de fantasmas, además de ver películas de terror. Sobre este último punto, hay que indicar que desde los años setenta se han estrenado cada año numerosas películas estadounidenses con algún elemento relacionado con el Halloween, todas con el propósito de infundir miedo en la audiencia. Tal vez el filme más creativo en torno a la celebración de la Noche de Brujas sea la película de Tim Burton El maravilloso mundo de Jack, en la que muestra el verdadero sentido del Halloween al enfrentarlo con la Navidad y tomar elementos de ésta para incluirlos en el primero, consiguiendo un filme verdaderamente original.

Halloween

Te puede interesar: 10 películas de terror mexicanas para ver en Día de Muertos

Regreso temporal de los difuntos al mundo de los vivos

En cuanto al Día de Muertos, como se sabe se celebra los días 1 y 2 de noviembre en México, pero ha inspirado festejos similares en el resto de Latinoamérica. Lo que se celebra es el regreso temporal de familiares y seres queridos difuntos al mundo de los vivos. Aquí estamos ante un acto de sincretismo entre elementos rituales indígenas y símbolos religiosos católicos, transmitido de generación en generación y que con el paso del tiempo ha adquiridos nuevos significados y evocaciones.

Para los antiguos mesoamericanos, la muerte no tenía las connotaciones morales que tiene en el cristianismo, para quien el infierno y el paraíso sirven para castigar o premiar. Por el contrario, los antiguos mexicanos creían que el destino de los muertos estaba determinado por el tipo de muerte que habían tenido. El Mictlán era el lugar donde moraban quienes habían muerto de muerte natural, gobernado por Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, señor y señora de la muerte. Para llegar ahí los difuntos eran acompañados por perros xoloitzcuintles, una peculiar raza canina sin pelo originaria de México, quienes guiaban a las almas y velaban por ellas durante la travesía, ayudándolas a sortear todos los obstáculos que encontraban a su paso.

dia de muertos tradicion

Te puede interesar: Papel picado: el origen de este bello adorno de Día de Muertos

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.