Ponte al día

Mitología de la noche

Por: Beatriz Esquivel 01 noviembre 2023 • 4 minutos de lectura

La noche tiene su propia mitología y seres que a través de las culturas dominan el tiempo de oscuridad en el planeta. ¿Los conoces?

Compartir:

mitologia de la noche
Detalle de Evelyn De Morgan, Night and Sleep, 1878. // Wikimedia Commons

Desde el origen de los tiempos la noche y el día han sido dos conceptos que han sido usados para designar la actividad humana, y así como el Sol, han sido personificados y representados a través de diversas deidades en las mitologías del mundo.

Ahora bien, la noche ha sido asociada con conceptos como la muerte, el peligro o hasta la maldad, y si bien no todos los dioses que la han representado en la historia humana han sido “malos”, lo cierto es que en su mayoría se tratan de diosas que han sido madres de infinidad de dioses, como el caso de Nyx, cuyos múltiples hijos están relacionados con conceptos nocturnos (como el sueño, por mencionar un ejemplo), o en la mitología mexica con dioses que lo han creado todo.

Y si bien no son propiamente deidades, a lo largo de los siglos en las constelaciones y otros objetos celestes también han dado razón y significado. Siendo éstas un método para marcar fechas y actividades humanas.

Nyx

Nyx o Nox era la diosa griega y romana, respectivamente, de la noche. En la Ilíada de Homero se refiere a que Zeus incluso le temía y no era por nada, pues Nyx era ni más ni menos que hija del Caos, que de acuerdo a la Teogonía de Hesíodo, fue lo primero que existió incluso antes que los dioses. También se creía que Nyx dio a luz al Hemera (Amar para los romanos y personificación del Día), pero también a Hipno (el sueño), las Moiras (el destino), Tánato (la muerte), entre muchos otros. Algunos, como Hesíodo, consideraban que el padre de sus hijos fue Érebo (la oscuridad).

nyx diosa griega de la noche
Representación de Nyx en Paris Psalter, un manuscrito del siglo X. // Wikimedia Commons

Nut

Para la cultura del Antiguo Egipto, Nut fue inicialmente la diosa del cielo nocturno, pero eventualmente fue considerada como la diosa de los cielos, las estrellas, el cosmos, la astrología y el Universo. Nut fue madre de cinco: Osiris (dios de la fertilidad, agricultura, la muerte, resurrección, vida después de la muerte), Set (dios de la discordia y los desiertos), Isis (de la magia) , Horus (dios de la guerra) y Nephthys (diosa del agua).

En su cosmogonía del Antiguo Egipto, Nut daba a luz al Sol todos los días, también era la protectora de los muertos.

nut diosa egipcia de la noche
Representación de Nut como vaca. / De E. A. Wallis Budge,The Gods of the Egyptians Volume 1, c 1904 - Wikimedia Commons

Itzamná

En la cultura maya Itzamaaj era el dios del sol, sabiduría, los cielos, el día y la noche. Básicamente era el dios supremo del universo y de acuerdo a Arqueología Mexicana, era el dios supremo del panteón maya.

Tezcatlipoca

Este dios estuvo presente en las creencias de los toltecas y mexica que también era considerado omnipotente y omnipresente, pues era el dios de la providencia, invisible, oscuridad, creador de todas las cosas, entre ellas la de la noche.

Tezcatlipoca dios de la noche
Tezcatlipoca en el Códice Borgia. // Wikimedia Commons

Nótt

Ella es la personificación de la noche en la mitología nórdica, y como en muchas culturas también era una mujer que parió al día, coincidiendo en una noción general de que para que el día (entendido como el periodo de luz solar) exista, primero era necesaria la oscuridad y la noche per se.

nott diosa nordica de la noche
Pintura del siglo XIX de Peter Nicolai Arbo, en la que se muestra a Nótt cabalgando su caballo Hrímfaxi. // Wikimedia Commons

Los dioses gemelos

Esta historia aparece en el Popol Vuh y es el relato de los dioses gemelos Hunahpú e Ixbalanqué, que ocurrió antes de la creación de los hombres. Hay que entender que en la cultura maya, el nacimiento de gemelos era un augurio y que la lucha de las fuerzas del bien y el mal devenían en que éstos fueran héroes o villanos.

La historia de Hunahpú e Ixbalanqué es la de dos héroes. En una versión muy resumida, sus padres fueron sacrificados por dioses del Xibalbá (el inframundo maya), por lo que estos gemelos que eran buenos jugadores de pelota, eventualmente descendieron hasta el inframundo para tomar venganza. Allí tuvieron que superar trampas y pruebas de los Señores del Xibalbá, si bien allí intentaron revivir a Hun Hunahpu, su padre, pero al no conseguirlo le prometieron que sería recordado; Hun Hunahpu sería convertido en el dios del maíz.

Ahora bien, la historia de estos gemelos se conecta con la noche, no sólo por la oscuridad del inframundo, sino porque al final de su historia estos gemelos fueron convertidos en el Sol y la Luna.

mitologia de la noche los dioses gemelos
De Lacambalam - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, Wikimedia Commons

Conejo de la Luna

Esta es una leyenda nahuatl relacionada con uno de sus dioses más importantes, Quetzalcóatl.

La leyenda cuenta que cuando Quetzalcóatl tomó forma humana para conocer la Tierra, se olvidó de comer y descansar, algo atroz para cualquier cuerpo humano. Durante una noche, el dios se encontró con un conejo gris, que aunque le ofreció alimento, Quetzalcóatl se negó, hasta que el conejo mismo se ofreció como alimento.

Como agradecimiento, Quetzalcóatl cogió al conejo y lo llevó al cielo, acercándolo a la Luna donde la figura del conejo quedó grabada para la eternidad. Una vez terminado su viaje y de vuelta en la Tierra, el conejo descubrió que su reflejo se quedó en la Luna.

leyenda del conejo de la luna

/ Anna Pogulyaeva/Getty Images/iStockphoto

Prometeo y su castigo

Regresando a la mitología griega, no es que Prometo estuviera asociado a la noche, pero su parte de su historia sí que lo está. Y es que Prometo le dio el regalo del fuego a los hombres. Algunas versiones indican que Prometeo lo robó del carro de Helios, quien era la personificación del Sol y que marcaba el inicio de los días al recorrer el cielo; otras versiones indican que Prometeo robó el fuego de la forja de Hefesto.

Sea como sea, como castigo, Prometeo fue encadenado y un águila se comía su hígado, el cual cada noche se regeneraba y al día siguiente volvía a ser comido por el animal. Esto fue así hasta que Prometeo fue liberado por Heracles, uno de los hijos de Zeus.

¿Qué otras historias conoces relacionadas con la mitología de la noche?

Te puede interesar: ¿Cuál es la importancia del océano en las mitologías del mundo?

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.

Etiquetas

×
X