¿Meghan Markle es la más controladora en la historia de la familia real?
AFP

Bruce Durham es un experto en lenguaje corporal, quien ha examinado con lupa los comportamientos de Meghan Markle y asegura que es bastante controladora, ¿Harry se habrá dado cuenta de esto?

  Durham compartió recientemente con el diario británico, Daily Express, una serie de causas por las que cree que la ex actriz es más controladora en su relación con el príncipe Harry, que Kate Middleton con el príncipe William, entre las cosas que destacó es que son parejas abismalmente distintas.

Kate Middleton y William

“Entre Kate y William vemos un alto grado de comportamientos similares, como en espejo, ambos se animan mutuamente a tomar ‘el centro del escenario’ con toques suaves, miradas bajas hacia el otro, y ambos se sienten cómodos para tomar la iniciativa el uno del otro en una conversación”, explicó Durham.

También reveló una característica importante en su relación, “se dan toques ligeros” a fin de tomar la palabra y el escenario para no estropear la participación del otro y evitar protagonizar el evento uno de los dos.

Otra característica importante que destacó el analista en lenguaje corporal, es que las apariciones públicas no se ven forzadas, ni sobrepasan las muestras de cariño, caso contrario con Meghan y Harry, se notan incómodos en público y pueden llegar a exagerar sus muestras amorosas, de acuerdo con Bruce, ese comportamiento es sinónimo de que algo no anda bien en su matrimonio.

También te puede interesar: ¿Copa menstrual pirata? Sí y así puedes identificarla

Meghan Markle y Harry

El lenguaje no verbal de Harry y Meghan hace notar una conexión sumisa de parte del príncipe hacia la duquesa, la forma en la que él la mira a ella buscando su atención para comprobar que está haciendo lo correcto, al menos eso asegura el analista...

“Harry hace una pausa y mira a Meghan (en cada aparición pública) como si esperara algún tipo de gesto de aprobación, similar a una ‘luz verde’ para saber que ahora tiene permiso para hacer algo”, aseguró.

También te puede interesar: ¿Qué ingredientes son sospechosos en tu rutina de belleza y no sabías?

Incluso esa aprobación podría venir precedida de un exagerado asentamiento de cabeza por parte de Meghan y un toque firme en la palma de su mano. Algo que por supuesto nunca haría Kate a William, quizá por protocolos reales para guardar apariencias, o porque de verdad su interacción es genuina, pero en ningún momento ha ocurrido algo similar en la pareja real.

Una muestra en la que se puede apreciar todo lo anterior es la entrevista de Meghan y Harry con Oprah, en donde ella “usó el toque físico con frecuencia para recordarle (inconscientemente) a él quién estaba a cargo”.

Para concluir, Bruce Durham sentenció que la relación entre William y Kate parece ser de “adulto a adulto”, mientras que la relación entre Meghan y Harry parece ser de “una madre y un hijo”.

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.