onu mujeres heforshe guia.png
mayo 04, 2020 02:11 PM
Iván Hernández
Actualidad Revista Central

ONU Mujeres y HeForShe lanzan guía dirigida a hombres para evitar violencia doméstica durante la pandemia

Esta estrategia busca orientar a los hombres a fin de prevenir casos de violencia contra mujeres y niñas en casa.

EL PANORAMA

De acuerdo con un estudio preliminar hecho por ONU Mujeres, las medidas de mitigación ante la pandemia de COVID-19, como el aislamiento social o las restricciones de movilidad, agravarán la violencia contra mujeres y niñas que ocurre en los hogares. Las razones parecerían obvias: las víctimas se encuentran encerradas con sus perpetradores y con posibilidades muy limitadas de salir o de buscar ayuda. Además, el confinamiento podría reforzar el aislamiento de las víctimas de violencia por parte de sus agresores.

Aquí los principales focos rojos:

• El aumento en la violencia contra las mujeres también tendrá impactos negativos en hogares donde viven niñas, niños y adolescentes, al provocarles estrés postraumático, depresión, ansiedad y otras consecuencias de largo plazo en su desarrollo.

• Para los perpetradores, el confinamiento puede generar una sensación de pérdida de poder, lo que tiende a elevar la frecuencia y la severidad de la violencia doméstica, así como comportamientos nocivos y abusivos que se reflejan en un posible incremento del acoso sexual en línea o en las calles cuando salen.

• Las medidas de restricción de movilidad y aislamiento social están generando barreras adicionales para que las víctimas puedan acceder a servicios esenciales que pueden salvar vidas. Esto aunado a que las instituciones de salud, policía y de justicia, así como organizaciones civiles, están sobrecargadas y enfocadas en atender la pandemia. Esta situación favorece y da mayor seguridad de actuar sin límites a los agresores.

• En cuanto al impacto económico de la pandemia, la pérdida de medios de vida, ingresos o de trabajo afecta de manera desproporcionada a las mujeres en el sector informal y puede generar barreras adicionales para alejarse del perpetrador y denunciarlo debido a la dependencia y/o extorsión económica.

• En tiempos de crisis, la explotación sexual y matrimonios forzados suelen incrementarse debido a la falta de recursos para cubrir las necesidades básicas de las familias.

• Las mujeres en situaciones de mayor vulnerabilidad a múltiples formas de discriminación pueden enfrentar riesgos aún más elevados u obstáculos adicionales para acceder a servicios esenciales o a huir en situaciones de violencia, como mujeres mayores, con discapacidad, con orientación sexual diversa, trans, que viven con VIH, migrantes, desplazadas y refugiadas, indígenas, afrodescendientes y rurales o que viven en asentamientos informales.

•Ante el aumento del tiempo en línea y la exposición virtual de las mujeres, niñas y adolescentes, hay indicios de que se está intensificando la ciberviolencia y el ciberacoso en redes sociales, salas de chat, servicios de teleconferencias y juegos en línea.

• La comunidad LGBTIQ reporta un aumento de las tensiones en hogares donde sus identidades de género no son respetadas ni reconocidas, así como mayor exposición a la violencia de género y el maltrato en sus hogares. Adicionalmente, en aquellos contextos en los que se ha definido la movilidad bajo estado de emergencia por el sexo biológico, se aumenta el riesgo de exposición a la violencia y discriminación en la vía pública de las personas trans y la comunidad LGBTIQ.

Captura de pantalla 2020-05-04 a la(s) 17.17.56.png

LA GUÍA DE ONU MUJERES Y #HEFORSHE DIRIGIDA A HOMBRES

En México, desde que iniciaron los llamados a permanecer en casa para evitar los contagios por COVID-19, aumentaron las llamadas por violencia de género en un 60% y la solicitud de asilo a refugios en un 30%, según manifiesta la Red Nacional de Refugios.

La oficina de ONU Mujeres en México y la iniciativa HeForShe elaboraron una guía dirigida exclusivamente a hombres para orientarlos en la prevención de casos de violencia contra mujeres y niñas durante el aislamiento. Puedes consultarla AQUÍ.

Encontrarás un test para que los hombres hagan conciencia sobre qué tan colaborativos son en casa, así como información que plantea por qué son necesarios los hogares igualitarios, los beneficios que estos tienen también en los hombres y qué pueden hacer ellos para contribuir al respecto.

Destacamos los siguientes puntos:

• Dejemos de pensar que las tareas domésticas son exclusivas de un género.
• No digamos que las tareas del hogar no tienen valor porque no se pagan.
• No digamos “ella lo hace mejor que yo”.
• No digamos “esto es cosa de mujeres”.
• No digamos “yo traigo dinero a la casa” para justificarnos y no hacer lo
que nos corresponde.

Escucha a las personas que viven en tu hogar.

• Propicia espacios de conversación para saber cómo se sienten.
• Escucha de manera activa para que se sientan comprendidxs y con libertad de expresarse.
• Utiliza un lenguaje no violento, habla en primera persona sobre cómo te sientes y qué piensas para evitar tensiones innecesarias.

Equilibra las tareas y diseña un plan en común.

• Reparte las tareas de manera equilibrada para que ningunx se sienta en deuda o en un sobreesfuerzo.
• Recuerda que las actividades de tu pareja y demás miembros de tu hogar son tan importantes y necesarias como las tuyas.

Toma responsabilidad en el cuidado de tus hijas e hijos.

• Ayúdalxs a encontrar formas positivas de expresar sentimientos como el miedo y la tristeza, a través del juego o de actividades artísticas.
• Habla con ellxs del COVID-19 de forma honesta, sencilla y apropiada.
• Ayuda a mantener las rutinas familiares en la vida diaria tanto como sea posible o crear nuevas rutinas si deben quedarse en casa.
• Asume la tarea de realizar actividades atractivas y apropiadas para su edad.

¿Cómo involucrarte en las labores del hogar?

1. Involúcrate en el trabajo emocional:

• En las actividades que realices, considera los gustos y necesidades de los otros.
• Procura hacer que lxs demás se sientan atendidxs, consideradxs y cuidadxs por ti.

2. Asume tu responsabilidad en las labores domésticas:

• Divide las tareas con tu pareja de manera equitativa para favorecer que ella goce de tiempo para sí misma.
• Organiza tu tiempo para colaborar en la limpieza, las reparaciones domésticas, la preparación de la comida, las compras y el cuidado a lxs otrxs.

3. Participa actívamente en el cuidado y la rutina de tus hijxs:

• Encárgate de las necesidades básicas, dependiendo de su edad: vestido, limpieza, alimentación, sueño.
• Convive con ellxs y participa en las actividades que ellxs decidan realizar.

4. Cuida de las mascotas:

• Sé corresponsable en el paseo, alimentación, limpieza y el juego de las mascotas. Sus salidas no serán suficientes para ellos por lo que es importante mantenerlos activos para evitar que estén estresados en el hogar.
• Fíjate en cualquier cambio en su estado de salud y en su estado de ánimo normales. Puede ser una señal de estrés.

Cuida de las personas adultas mayores

• Conversa con ellxs.
• Ayuda a mantener rutinas y horarios regulares o apóyalxs para crear nuevos.
• Comunica con ellxs solamente información verificada y confiable.
• Ayuda a mantener un contacto regular con sus seres queridos.
• Asegúrate de tener los medicamentos que requiere, si acaso tiene un problema de salud previo.

LEE TAMBIÉN: No todas las personas están a salvo en casa