Bienestar

Por qué los adultos insisten en besar a los niños en la boca

Por: Beatriz Esquivel 11 abril 2023 • 5 minutos de lectura

Entre los humanos, un beso en la boca es símbolo inequívoco de amor y cariño, y para algunos adultos puede parecer normal besar a sus hijos, pero… ¿por qué es tan polémico besar a un niño en la boca?

Compartir:

dalai lama besando

/ Sandeep Kumar/Anadolu Agency via AFP

A raíz de que comenzara a difundirse un video del Dalai Lama besando a un niño en los labios y hasta pedirle que le chupe la lengua, y que la oficina del líder religioso se disculpara por el incidente, vale la pena volver a preguntarse por qué algunas personas besan a niños en sus labios, por qué sigue pasando y también por qué es fuente de polémicas e indignación, en especial cuando ocurre entre un hombre adulto extraño (como el Dalai Lama) y un niño que no es de su progenie.

Pero… primero lo primero:

¿Por qué nos besamos?

La ciencia ha intentado descubrir por qué es que en algunas sociedades del mundo nos solemos besar, y aunque ahorita este acto está codificado como uno de amor o pasión, la ciencia rastrea esta acción a necesidades básicas.

Por ejemplo, algunos aseveran que los besos pudieron ser un evolución de un comportamiento común en la naturaleza y en los primates que involucra que las madres mastiquen la comida para después darselas en la boca a sus crías.

También se explica que los besos han sido una forma para elegir la selección de parejas, pues besarse representa la transmisión de todo tipo de información, tanto así que se ha discutido si a través de los besos podemos transmitir feromonas y por tanto reconocer a parejas cuya genética sea compatible con la nuestra, como se explica en este artículo de Scientific American. Y vaya, un mal beso siempre puede condenar una relación que comienza.

Otras teorías juegan con los efectos que besar tiene en las personas, además de las sensaciones táctiles, nuestro cerebro se enciende, por así decirlo, y los niveles de hormonas cambian en nuestro cuerpo, por ejemplo, un estudio en el Lafayette College encontró que besar provoca que los niveles de cortisol disminuyan sin importar el sexo de la persona. Mientras que otros estudios han asociado el acto de besar (y el amor) con la actividad en regiones del cerebro que controlan el placer, la motivación y claro nuestro sistema de recompensas… lo que podría explicar por qué nos gusta tanto besarnos.

pareja besandose de lengua

Te puede interesar: ¿Por qué nos gusta besar en la boca y cerrar los ojos?

¿Todos nos besamos de forma romántica?

Sin embargo, ¿qué pasa entre las culturas que no acostumbran a besarse –por lo menos no como un acto romántico–?, y, ¿son los besos culturalmente universales?

La respuesta más sencilla y concreta es que no, no todos nos besamos de forma romántica, y los besos no son un comportamiento universal.

En el estudio “Is the Romantic-sexual kiss a Near Human Universal?”, publicado en American Anthropologist buscaron responder si los besos románticos o sexualizados están presentes en la mayoría de las sociedades del mundo.

Con una muestra de 168 culturas de todo el mundo, los investigadores encontraron que no hay evidencias de que el beso romántico o sexual sea un comportamiento universal entre los humanos, a pesar de que en el mundo occidental es común escuchar que la mayoría de las sociedades lo hacen. Incluso, existen aquellas en las que los besos son un acto repulsivo.

Ahora bien, ¿esto qué quiere decir para los besos entre padres e hijos… o específicamente adultos y niños?

madre besando a hijo

Te puede interesar: 5 beneficios de los besos que seguro no conocías

¿Por qué es tan polémico besar en los labios a los niños incluso cuando son tus hijos?

Este tema se ha intentado abordar incluso desde un lado psicológico, evidentemente desde una perspectiva occidental donde los besos están generalmente sexualizados o reservados para actos con la pareja.

¿La pregunta a responder? Si está bien besar a los niños.

Pero lo cierto es que la respuesta es inconclusa, en especial desde un punto de vista científico, y es que hay posturas de psicólogos que consideran que besar a los hijos en los labios no tiene ningún tipo de consecuencia como traumas o problemas de desarrollo, como quienes defienden que besar a los niños tiene consecuencias negativas.

madre con su bebe

Por ejemplo, la doctora y psicóloga Charlotte Reznick, ha declarado públicamente que el beso en los labios entre padres e hijos puede resultar en un acto demasiado sexual y potencialmente confuso para los pequeños una vez empiecen a crecer, asimismo, puede considerarse estimulante para los hijos. Por otro lado, a psicóloga clínica Heather Irvine-Rundle explica que los besos no necesariamente tienen connotaciones sexuales, y que se trata más bien de una cuestión cultural.

El psicólogo experto en trauma infantil, Manuel Hernández, también explica que generalmente las conductas de afecto entre madres y bebés son idénticas a las que se tienen cuando se tiene sexo, esto basándose en los procesos neuronales que son idénticas. En ese sentido, son mecanismos que permiten también que las madres protejan a sus hijos, sin embargo, el experto también explica que aunque los procesos sean similares, tienen matices diferentes, pues el fin es afectivo, no de placer sexual. Él también apunta que en principio no es malo dar besos a los hijos, pero la cuestión se complica cuando personas con trastornos psicológicos sexualizan en exceso a los niños, por tanto, si la conducta incomoda a los niños entonces no serían plausibles.

Te puede interesar: Todo lo que estuvo mal con la campaña de Balenciaga con niños en 2022

¿Es seguro besar a los niños en la boca?

Pero, ¿es seguro hacerlo? Existen algunos riesgos de besar a los más pequeños, en especial cuando se trata de bebés recién nacidos. Y es que la saliva humana está repleta de bacterias y microorganismos que ponen en peligro en especial a los bebés y niños que no tienen su cartilla de vacunación completa. Por ejemplo, en nuestra boca pueden estar algunos patógenos que provocan enfermedades respiratorias, pero también de otros virus como el herpes, VIH, y enfermedades como la mononucleosis, meningitis, hepatitis, e incluso de caries. (Fuente)

Asimismo, existe el riesgo de contagiarlos de otras enfermedades como el coxsackie, también conocido como la enfermedad de boca mano pie, cuyo contagio provoca sarpullidos y ampollas precisamente en estas partes del cuerpo y le puede provocar a los pequeños fiebres, goteo nasal, dolor de garganta y hasta falta de apetito.

papas con recien nacidos

Es por ello que generalmente se recomienda que los bebés no sean besados por personas fuera del núcleo familiar que vive con ellos. Si bien estos riesgos disminuyen una vez los bebés y niños han sido vacunados y su sistema inmune se fortalece mediante el contacto con el mundo que los rodea, los riesgos de contagiar enfermedades a los más pequeños de la familia siguen allí.

En pocas palabras, es complicado decir si es bueno o no, o si deberías hacerlo, sin embargo, quizás la lección a aprender aquí sobre los besos entre adultos y niños se basa en el nivel de incomodidad que este tipo de acciones pueden provocar en los pequeños (y que devengan en traumas y más), y en particular si un adulto extraño está involucrado… aunque sean unos líderes religiosos.

Te puede interesar: Nalgadas de niños, inestabilidad mental de adultos

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.

×
X